?>
Tu cocina

Consejos para cocinar el ajo

Ingrediente clave en la cocina con sabor. Pero ojo porque si se pasa, es capaz de arruinar toda la preparación. 

Al cocinar con ajo, agregálo siempre en la olla o sartén después del resto de los ingredientes, ya que este ingrediente se cocina en pocos minutos.

De esta manera, evitás que el ajo se queme y contamine con un sabor amargo a toda la preparación.

Y sacale el brote verde del interior, para que su sabor sea más suave y no se repita. 

Para darle perfume a ajo a un plato de carnes, pelá los ajos y colocalos en la fuente de cocción de la carne. De esta forma saborizará y perfumará el corte. Después de la cocción, podés hacer con los ajos un puré mezclado con papas para suavizar un poco la preparación.

Para suavizar aún más el intenso sabor del ajo, lo ideal es asar la cabeza entera. Tenés que rebanar una porción de la cabeza de ajo y envolverla en papel aluminio con un chorrito de aceite y un poco de sal. Dejar cocinar por una o dos horas a fuego medio. El resultado es una exquisita pasta de ajo muy suave, ligeramente dulzona. 

Cómo diferenciar los pimientos

Si el pimiento tiene tres puntas en la parte de abajo, su sabor es más dulce y podés usarlo crudo, en ensaladas por ejemplo. Si tiene cuatro protuberancias, su sabor es más amargo y sirve para cocinar.

Azúcar para las verduras

La cebolla es un caso clásico para añadirle azúcar, pero también otros vegetales aceptan esta combinación. Agregarle azúcar a las zanahorias, tomates o cualquier otra verdura con un toque dulce, realza su sabor.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo