?>
Tu cocina

Cómo hacer dulce de sandía con la cáscara

Tu Día te trae una receta deliciosa de dulce de sandía, que se hace con eso que va siempre directo a la basura: las cáscaras.

Días atrás te mostramos cuáles son todos los beneficios que trae a la salud el hecho de comer sandía. Hoy te compartimos una receta fácil y muy económica que le va a encantar a tus comensales.

La opción más común para hacer dulce de sandía es aquella en la que su ingrediente principal es la parte roja de la fruta. Pero hay una más, que se hace con la corteza (parte blanca) de la misma. ¡Tomá nota!

Necesitás

-Cáscaras de sandía (3kg)

- Azúcar (1,5kg)

- 2 naranjas o 1 limón

- Esencia de vainilla (c/n)

Preparación

A la hora de elegir qué sandía vas a comprar, hace al revés de todas las veces: seleccioná aquella que tenga más gruesa la parte blanca. A medida que vayas comiendo la fruta, anda guardando las cáscaras en la heladera. Una vez que tengas la cantidad necesaria, comenzá por quitarle la parte verde. Luego cortala en trozos que tengan mas o menos un centímetro de largo por 2 milímetros de ancho. Hacerlo con el pela papa te agiliza bastante esta parte del proceso.

Colocá la cáscara ya cortada en una olla grande, y agregale toda el azúcar. Dejá reposar mientras vas exprimiendo las naranjas o el limón. En cuanto a éstas frutas, el sentido de incluirlas es que cortan con lo dulce y le dan color a la preparación final. Si es la naranja, le agregas todo el jugo y pulpa de ambas, y la cáscara de una, picada chiquita. Si es el limón, sólo agrega el jugo.

Prendé la hornalla en fuego corona y una vez que comience a hervir, mezclá con cuchara de madera cada 10 minutos. Son alrededor de cuatro horas de cocción. Agregá la esencia de vainilla en la última media hora para que no se evapore.

Por último, envasá en frascos previamente esterilizados, cuando el dulce aún esté caliente.

Tips

  • A la cantidad de azúcar que vas a usar, la calculas según el peso de la cáscara ya cortada. Siempre de cáscara es el doble que de azúcar.
  • Dependiendo de tus gustos, podés agregar un poco más de naranja o de limón, de manera que el ácido tenga mucha presencia en el sabor final.
  • Recordá esterilizar los frascos y envasarlos al vacío de manera que el dulce te dure más tiempo en la heladera. A los frascos los esterilizas hirviendolos en agua durante media hora. Poné paños entre los mismos de manera que nos se quiebren cuando choquen entre sí por la ebullición.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo