?>
Tu cocina

Cómo aprovechar todos los cortes del pollo

El pollo no es sólo un par de pechugas. Todas sus partes se pueden aprovechar. Ideas para cocinar, desde los menudos hasta la carcasa.

El pollo es una de las carnes más utilizada por los argentinos, y también una de las más económicas. Se presta a múltiples preparaciones y agrada a todos los paladares.

La pechuga y la pata muslo son los cortes que más se utilizan. Sin embargo, todas las partes del pollo se pueden usar para cocinar. Desde la carcasa hasta los menudos, Tu Día te cuenta algunas ideas para que aproveches todo y no tires nada.

Si estás navegando desde tu móvil, mirá la imagen completa

Entero, siempre

Lo ideal es comprar el pollo completo y que en la pollería lo trocen. Así, rinde más, porque se pueden hacer más preparaciones, y cuesta la mitad que si se compra por partes.

Si sobra

Si quedan sobran de alguna preparación, se puede reutilizar de muchas formas. Con las milanesas, una ensalada césar. Con el pollo asado, tartas, canelones, croquetas, sopa o fajitas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo