?>
Tu casa

Todas las cosas que podés meter en el lavarropas y quizá no lo sabías

Menos el perro y el gato, parece que al lavarropas puede ir a parar más de lo que te imaginás. En esta nota, una extensa lista sobre lo que califica para lavar en uno de los mejores inventos para el hogar.

Almohadas

Vale para las de pluma como para las sintéticas. El lavarropas les abre la puerta de par en par. De un soplido, terminás con el sudor y la baba que acumulan estos elementos. El dato: hay que dejar secarlas muy pero muy bien.

Cortinas

Si algo acumula polvo como para salvarse de una guerra mundial, esa son las cortinas. Sin entran en el lavarropas, ni lo dudes y revivilas lavandolás.

Mochilas

Son una víctima más de los chicos. Por eso viven sucias. Después de pasar por la lavadora, quedan impecables. Ojo si tienen algún detalle o adorno delicado.

Cortinas de baño

Tanto la de tela, como la plástica, se llenan de moho en la parte inferior. Al lavarropas, con un poco de legía, y chau problema. Como nuevas.

Juguetes de goma

Los juguetes que usan los más pequeños a la hora del baño también acumulan moho, producto del agua que queda en su interior. Un buen centrifugado en el aparato y solucionado el problema.

Alfombras antideslizantes para ducha

Se usan para no resbalarse en la bañera o la ducha, pero son un caldo de cultivo para el moho, microbios y bacterias. En el lavarropas, y con un chorrito de legía, quedan como nuevas.

Peluches

Son tan tiernos y amados por chicos como por el polvo. Podés meterlos al lavarropas dentro de una bolsa de rejilla, o usar un programa para prendas delicadas. Ojo con las partes duras o plásticas, como los ojos. Retiralos primero.

Juegos de encastre y juguetes de plástico

Meté todo en una bolsa de rejilla y derecho a la lavadora. Así podés librar estos elementos de microbios y pegotes acumulados, sobre todo porque suelen vivir en la boca de los más chicos.

Alfombras del auto

Pensá en todo lo que va acumulando de los zapatos que las pisan. Un ciclo rápido en el electrodoméstico y listo. Ahorrale un poco de trabajo al lavarropas y aspiralas antes.

Esterillas

Tanto las que usas para hacer gimnasia como las que llevas al río, cualquiera tiene vía libre en la lavadora. Quedan limpias y listas para volver a usar.

Zapatillas

Nada más tedioso que lavar a mano este tipo de calzado. Podés usar el lavarropas, pero con un truquito: meterlas con algún toallón o un par de alfombras pequeñas para evitar dañar el tambor del aparato.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo