?>
Tu casa

Decoración: qué es la técnica Ombré y cómo aplicarla en la vida cotidiana

Ombré es una técnica decorativa de origen francés que significa desgastado o sombreado. Consiste en utilizar un color y degradarlo. Comenzó en la pasarela, el cabello y las uñas y hoy está presente en la decoración y la industria alimentaria.

El color es uno de los fundamentos en la decoración, la moda, los accesorios y hasta en los alimentos. Parafraseando el popular dicho, también las tonalidades entran por los ojos. Tan solo imaginar una vida en blanco y negro ya aburre. Entonces, la clave es aplicar los colores en todos los ámbitos. Para eso, existen técnicas, como el estilo Ombré.

Del francés sombrear, este método está inspirado en el arte milenario asiático del teñido. Por su origen, sus primeros pasos los dio en la pasarela, engamando la moda textil. Siguió por el cabello, poniéndole onda al estilo californiano, hasta las uñas (nailsart) y el maquillaje para iluminar. Más tarde, los accesorios y los alimentos también se rindieron ante su influencia.

Se trata de manipular el color para crear un efecto óptico de luces y sombras. La técnica consiste en utilizar un color y su paleta, degradándolo del tono más oscuro al más claro, o viceversa. Se puede trabajar con diferentes colores cálidos o fríos y generar el degradé con sus diferentes tonos.

Hoy, este estilo pisa fuerte en la decoración, el diseño industrial y en la ambientación de fiestas y celebraciones. Según los especialistas, la técnica es perfecta para aprovechar el color, salir un poco de lo tradicional recreando un ambiente chic y contemporáneo. Para los ambientadores, en tanto, es ideal para crear ambientes más divertidos, alegres y coloridos.

Consultados por Tu Día, los profesionales de Panal 3360, una empresa dedicada al diseño gráfico y la ambientación integral de espacios, subrayaron que la regla principal del arte Ombré es lograr un efecto óptico del paso de un color a otro sin cortes.

"El estilo tiene dos variantes: utilizar la paleta de un mismo color, del claro al oscuro o viceversa, logrando como resultado un ambiente más sereno y calmo. O emplear varios colores no complementarios, obteniendo una ambientación más vibrante y divertida", detallaron los expertos.

En definitiva, este tipo de difuminado aporta mucho a cualquier decoración, realza los detalles y permite disimular las imperfecciones. Además, resuelve la iluminación de los espacios.

Cinco claves para decorar con estilo Ombré y no fallar en el intento
  1. Lo fundamental es elegir correctamente el color.
  2. A partir del color elegido, formar el degradé.
  3. Aplicar la técnica en distintos intems de la decoración.
  4. Analizar dónde se va a aplicar para llegar a una decoración integral.
  5. Contar con el conocimiento de un profesional, y ¡a disfrutar!
Versátil

Esta técnica se puede utilizar en muchos ámbitos. Nació en la indumentaria, pero con el correr del tiempo fue ganando espacio en otros lugares. 
 
Se puede emplear para decorar elementos de diseño u objetos personales.
 
Los objetos decorados con la técnica francesa le dan dinamismo al espacio.
 
También en la industria alimentaria el estilo Ombré dijo presente. Se abrió camino en los casamientos, pero hoy se ve hasta en los cumpleaños. 
 
Decorar tortas, chocolates u otros alimentos con este estilo queda muy bien.
 
La técnica francesa comenzó a aplicarse en la ropa. Año tras año, se renueva la tendencia, con más diseños y propuestas.
 
Desde los pañuelos, hasta zapatillas, esta técnica vale para todo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo