?>
Tu casa

Cómo reparar las piletas de lona

Las piletas estructurales son la opción más buscada para hacerle frente al calor. Pero como a todo objeto, su uso lo va deteriorando. Antes de volver a gastar en una nueva pileta de lona, tenés que saber que podés arreglarla o conseguir repuestos.

El verano ya no disimula su presencia y el calor no da tregua. De alguna manera, hay que hacerle frente. Y las piletas suelen ser un oasis en medio de tanto sol. Las más comunes en la mayoría de los hogares cordobeses son las de lona plástica, con estructura de caños, y las importadas, más conocidas como autoportantes.

Son las más económicas y prácticas. Su costo es muchísimo menor a una de material, inalcanzable en estos tiempos, y se pueden armar en diferentes lugares y desarmar al final del verano. Están realizadas con un material altamente resistente (lona camionera con un entretejido interno), lo que las hace muy duraderas.

Sin embargo, son vulnerables a las roturas, cortes, pinchazos y deterioro propio del material, más que nada las piezas plásticas que contiene. Pese a estas desventajas, hoy en el mercado se encuentran repuestos y hay lugares donde reparan la totalidad o partes de la pileta.

Para no tener que invertir en una nueva piscina, Tu Día averiguó todo lo que hoy existe en el mercado para reparar, arreglar o sustituir alguna parte rota. La idea es seguir usando estas piletas un buen tiempo más.

Silvina Espina, titular de Playa y Sol hogar, comercio especializado en el rubro, aseguró que todas las piletas de lona tienen solución. "Nosotros reparamos todo tipo de roturas en la lona, sustituimos partes y vendemos todos los accesorios", contó. Incluso, el mercado ofrece piezas que se pueden adaptar a los nuevos modelos.

Si la lona se rajó o pinchó, se la somete a un tratamiento de vulcanizado (se funde con un pedazo nuevo). En el caso de los pasacaños, la misma presión del agua lo va descociendo. Eso también tiene solución. Se lo puede coser o directamente confeccionar uno con lona nueva.

Los caños, en tanto, sufren el paso del tiempo y el uso de los bañistas. Se suelen doblar, oxidar o corroer. También se pueden reemplazar o arreglar. Lo mismo sucede con los esquineros, tapones, T plásticas de las patas laterales y los regatones. Todo se consigue en comercios especializados como Playa y sol hogar, loneras y algunas ferreterías y corralones.

Consejos

» No te sientes ni cuelgues objetos en los bordes de la pileta.

» Si la pileta es muy alta, usá una escalera de aluminio para entrar y salir de la pileta. Así, protegés los bordes y evitás que se dañen.

» No jugar dentro del agua con objetos cortantes o puntiagudos.

» Usá un cobertor para que los rayos de rol no incidan tanto sobre la pileta.

» Tené las patas laterales siempre con sus regatones, para que no se muevan de lugar.

Precios

* Caños

Se cortan a medida y se hacen conectores. Precio sujeto al mercado.

* Pasacaños

Costura o pasacaños con lona nueva. Desde los 180 pesos.

* Esquineros

Desde los 30 pesos.

* Parches

Desde los 30 pesos.

* Patas laterales

Se cortan y curvan a medida. Precio sujeto al mercado.

* Regatones

Para patas simples y dobles. Desde los 7 pesos.

* Vulcanizado

El precio depende del tamaño y el tipo de rotura. Desde los 20 pesos.

* Tapones

Desde los 20 pesos.

* T plásticas

Desde los 7 pesos.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo