?>
Tu casa

Cómo cuidar y usar el aire acondicionado

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, el uso del aire acondicionado se vuelve habitual. Recomendaciones para un uso seguro y un mantenimiento adecuado.

En épocas de altas temperaturas y con el uso frecuente del aire acondicionado, resulta conveniente tener en cuenta algunas recomendaciones para lograr el mejor rendimiento del equipo y así alcanzar la climatización deseada.

Desde Temptech, empresa argentina especializada en servicios de calefacción y refrigeración, los técnicos recomiendan tener en cuenta algunos detalles, desde la compra del equipo hasta el correcto mantenimiento del mismo, para ahorrar energía, cuidar el medio ambiente, no pagar tanta luz y extender la vida útil del aparato.

Cómo cuidar el aparato

Lo primero y principal que se debe limpiar en cualquier unidad de aire acondicionado son los filtros. Constituyen la primera y principal barrera protectora que tienen los equipos para mantenerse en óptimas condiciones, limpiando, filtrando y atrapando la mayoría de las partículas en suspensión del aire. Esto ayuda a tener una mejor calidad de aire, reducir el consumo y aumentar la vida útil del equipo.

Cómo limpiar los filtros

Desmontar los filtros y enjuagarlos con agua templada. Frotarlos ligeramente con las manos para desprender la suciedad más resistente. Utilizar jabón blando, nunca productos abrasivos. Tampoco es conveniente utilizar cepillos de cerdas duras, para evitar la posibilidad de deshilachar el tejido, produciendo agujeros y reduciendo la capacidad de filtrado. Una vez limpios, dejar secar antes de colocarlos nuevamente.

Qué tener en cuenta

Chequear el etiquetado al momento de realizar la compra. Es común comprar un equipo por su precio económico. Aunque en inicio salga más barato, a largo plazo se paga. Un aparato eficiente puede llegar a ahorrar hasta un 60% más que uno convencional. Una vez instalado, y para un funcionamiento adecuado, controlar y regular la temperatura. Lo ideal es 24ºC, lo que permite un ahorro de energía. Cada grado de más (menor temperatura), aumenta el gasto en la factura hasta un 8%.

Cómo lograr el mejor rendimiento

Mantener el aparato en buenas condiciones. Los filtros deben estar siempre limpios. Minimizar el calor del hogar ventilando por la noche, o a primera hora de la mañana. El resto del día, mantener la casa en penumbra para evitar que aumente la temperatura del hogar. No apagar y encender continuamente el equipo. Cada arranque del equipo genera un mayor desgaste a la unidad exterior y un mayor consumo energético. Si la temperatura exterior aumenta por sobre lo habitual, no bajar la temperatura del aire acondicionado.

Consulta al técnico especializado

Es importante recibir la evaluación de un especialista. No es lo mismo refrigerar un espacio pequeño o un lugar con grandes dimensiones. Tampoco un lugar donde siempre hay sol a aquel que recibe sol y calor solo en algunos momentos. Para cada caso existe una opción de aparato. De esta manera, el técnico indicará el tipo de equipo a comprar para lograr mayor eficiencia energética.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo