?>
Tu casa

Cómo crear un espacio agradable de lectura

Cómo acondicionar un espacio para disfrutar de un momento de lectura. Un sillón cómodo, buena decoración y armonía te invitarán a entrar y permanecer.

En ocasiones, es un sitio olvidado o descuidado, un rincón de la casa... Pero para quienes aman la lectura, las palabras, los libros o una buena historia, éste no es un espacio más sino un ambiente valorado e importante. Por esta razón, Tu Día te cuenta cómo acondicionar y preparar un rincón de lectura para que permanezcas más tiempo en él. Todo es esencial, desde contar con una buena iluminación hasta tener un sillón hiper cómodo. Cada elemento tiene una función especial.

"A la hora de armar un rincón de lectura es importante generar un espacio acogedor, que invite a entrar, un lugar donde podamos sentirnos a gusto y en calma. Esto puede lograrse dentro de distintos estilos según el gusto de cada uno, podemos crear un espacio acogedor en estilo clásico, en estilo moderno, de impronta romántica; todo va a depender de la combinación de muebles y objetos", describe la diseñadora Nora Hojman, de MrAldus.

Tener a nuestro alrededor objetos muy queridos invita a que nos quedemos más tiempo en ese lugar o que tengamos ganas de “refugiarnos” en él. Gabriela Minati, creadora de Chimi, sostiene: “Siempre suma incorporar accesorios de lectura, como algún objeto corpóreo que nos permita detener el libro mientras lo apoyamos sobre una mesa. También es bueno contar con superficies de apoyo para poder tener a mano una taza de té o café, por ejemplo”.

  • La magia del libro
Si sos de los que se aferra a la lectura tradicional, el libro en su formato papel, la luz tendrá un rol determinante. “Es muy importante saber con qué tipo de iluminación se sienten más cómodos: algunos prefieren una luz blanca general, otros más directa. También es bueno saber que no es necesario que sea de un gran voltaje”, advierte Laura Rey, creadora de Glitter Iluminación.
Un ambiente debe ser armónico, debe seguir un estilo o tendencia. Así como no podemos pensar la cama separada de la lámpara o la mesa de luz, tampoco de la pared o la cómoda, lo mismo sucede con el espacio destinado a la lectura.
Para crear ambiente, lo ideal es apelar a velas aromáticas (no sólo por su fragancia, también por la atmósfera que crean con su luz). El simple hecho de ver una vela encendida ya crea un ambiente relajado y permite bajar la velocidad con que usualmente vivimos. Por una cuestión de seguridad, siempre es conveniente utilizar velas en vaso o colocarlas en 
un cilindro de vidrio o fanal.
  • Los bajitos también

Si querés fomentar la lectura en la temprana infancia, lo ideal es que los más chicos de la casa tengan su propio rincón. Susana Piazza, diseñadora y creadora de Cuatro elementos asegura que estos lugares deben ser "de alto interés visual, ya que los niños son atrapados por la lectura cuando el ambiente es atractivo para ellos. Entre las distintas opciones, se puede elegir una lindísima biblioteca, con los libros ordenados según sus colores; o que haya juegos o algún silloncito cómodo, pero fundamentalmente, que no haya TV. Es muy fácil que un niño se desconcentre, por eso hay que pensar mucho qué rincón de la casa elegimos".

Si la idea es armar el rincón al aire libre habrá que pensar en otros elementos (hamacas, canastas acompañadas de almohadones) y rodear el lugar de plantas perfumadas. Otra opción es colocar colchonetas.

  • Medios digitales

Si el rincón de lectura está planeado para usar tablet o e-book, estos dispositivos cuentan con pantallas que no generan reflejos, pero siempre es bueno cuidar la iluminación del espacio. Existen distintas herramientas para tapar la entrada de luz y así no tener que modificar la ubicación de las ventanas. "Una solución es aislar los rayos solares para lograr una media o absoluta oscuridad. La herramienta más usada es el blackout, una tela plástica que bloquea el paso de la iluminación natural a través de las aberturas", dice Susana Piazza.

También es importante contar con tomas eléctricas cercanas y tener siempre una mesa auxiliar donde podamos apoyar el dispositivo. En este caso, para comodidad del lector, siempre es mejor contar con un sillón con apoyabrazos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo