?>
Tu casa

10 usos del microondas que seguro no conocías

En casi todas las casas seguro hay uno. Sin embargo, el uso del microondas se limita a unas pocas y conocidas tareas. Mirá para qué más podés emplear este electrodoméstico.

Para calentar, descongelar y hacer pururú. Si además de estos pocos y conocidos usos, el microondas tiene otra utilidad, muy pocos lo saben. Sin embargo, en la mayoría de las casas hay uno. Incluso oficinas, escuelas y comercios cuentan con este aparato.

La generación de ondas de radio de alta frecuencia con las que funciona un microondas también se pueden emplear para otras cosas. Tu Día te cuenta 10 que quizás no conocías.

Recipientes aptos. Antes de conocer más usos del microondas, hay que saber que no todos los recipientes son aptos para colocar adentro. Por eso es necesario comprobar siempre si la vajilla que tenemos se puede usar o no.

Para saberlo, tenés que poner sobre el plato giratorio el recipiente a comprobar vacío y junto a él un vaso de agua. Calentá a máxima potencia durante un minuto. Si el recipiente es apto para microondas, debe estar frío y el agua del vaso caliente. Si el recipiente está caliente, quiere decir que absorbe microondas y, por tanto, no es apto para ser usado en este tipo de hornos.

1. SEPARAR AZÚCAR

El azúcar, sobre todo la rubia y negra, tiende a endurecerse cuando se humedece. Para volverla a su estado natural, ponela en un recipiente, cubrilo con un papel de cocina húmedo y calentá por 30 segundos.

2. ABLANDAR LEGUMBRES

Si te olvidaste de poner en remojo las lentejas o los garbanzos la noche anterior, ablandalas en el microondas. En un recipiente, colocá tres tazas de agua por cada media taza de las legumbres y ponelo en el microondas por 15 minutos. Dejá enfriar, enjuagá y cociná de manera habitual.

Ablandá legumbres en cuestión de minutos.

3. PELAR TOMATES Y PAPAS

La cáscara de algunos vegetales es muy difícil de pelar. Poné la verdura en el microondas por tres minutos, dejá enfriar y pelá de manera fácil en un segundo.

4. DESHIDRATAR HIERBAS

En pocos minutos, y en casa, podés deshidratar hierbas y aromáticas. Poné una capa de las hierbas en un plato para microondas, cubrilas con un papel de cocina y calentá durante un minuto. Si no están lo suficientemente secas, seguí intentando de 20 en 20 segundos.

Podés deshidratar cualquier tipo de aromática.

5. ESTERILIZAR FRASCOS

En lugar de hervir a baño María los frascos para las conservas caseras, podés esterilizarlos en el microondas en mucho menos tiempo. Sólo hay que quitarles la tapa, echar un poquito de agua y calentarlos hasta que hierva el agua.

6. REBLANDECER MAQUILLAJE

La máscara de pestañas tiende a secarse rápidamente y más si no se utiliza con frecuencia. Colocala en el microondas junto a un vaso de agua por 30 segundos. El mismo procedimiento podés hacer con los esmaltes para uñas.

7. DESINFECTAR

Eliminá el 99 por ciento de las bacterias de las esponjas y los paños de limpieza poniéndolos en el microondas durante algunos minutos a máxima potencia. Lo mismo sirve para las medias o prendas de algodón pequeñas. Sumergidas en un recipiente grande con agua con jabón, se calientan durante 10 minutos a máxima potencia. También podés desinfectar las tablas para picar.

8. HACER CRAYONES

Los restos de crayones que van sobrando, juntalos y colocalos en un pequeño recipiente previamente engrasado. Poné en el microondas hasta que se derritan y luego llevá al freezer.

Podés reutilizar los pedazos de crayones que van quedando.

9. TEÑIR

Podés teñir pequeñas prendas en el microondas. Colocá la prenda en un bol con agua y añadí la tintura. Cubrí con papel film y calentá por 4 minutos.

10. EXPRIMIR JUGO

Antes de exprimir un limón, calentalo dentro del microondas por 20 segundos. Estando tibios, te van a dar mucho más jugo. Lo mismo podés hacer con las naranjas y los pomelos.

Sacale más jugo a los cítricos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo