?>
Tu belleza

Cómo llegar en forma al verano

Llegar en forma al verano es la meta de muchos por estos días. El quirófano dejo de ser la única solución y los tratamientos naturales se imponen en esta carrera hacia la época estival.

Una mala alimentación, la falta de ejercicio y poco tiempo para ocuparse del propio bienestar hacen que llegar perfectos al verano parezca una misión imposible. Sin embargo, es una de las principales preocupaciones que tienen tanto hombres como mujeres a esta altura del año.

Con el "operativo bikini" en marcha, la carrera por bajar de peso y estar en forma va sumando competidores. Aunque para llegar a la meta, en los últimos años, las cirugías dejaron de ser la única opción para alcanzar el cuerpo deseado. La belleza natural y los tratamientos no invasivos son las alternativas más buscadas para llegar a tiempo a la estación estival.

El principal obstáculo que la mayoría busca sortear es la adiposidad localizada. Este tipo de grasa es una de las más difíciles, porque a pesar de realizar ejercicio y una dieta adecuada, muchas veces permanece. Entre los tratamientos más novedosos para tratar esas zonas, existe el sistema CoolSculpting, que utiliza el método de criolipólisis, un enfriamiento controlado que ataca y cristaliza las células de grasa, que luego son eliminadas de manera natural por el propio cuerpo.

Néstor Vincent, director y fundador de la Clínica Ciencia Estética Quirúrgica explica que hoy es posible tratar adiposidades de pequeñas dimensiones, como las que aparecen debajo del glúteo, en la zona del bretel del corpiño, por encima de la rodilla, o la papada con esta alternativa más natural.

Este método no invasivo bastante reciente también reduce la grasa en áreas corporales localizadas como el abdomen, los flancos o la espalda. Sólo requiere una sesión por zona tratada, de aproximadamente una hora de duración.

Perder peso. Bajar los kilos ganados durante el invierno es la otra preocupación que todos buscan sacarse de encima. Los gimnasios se llenan, los nutricionistas reciben más pacientes y las dietas milagrosas vuelven a escena.

Sin embargo, está comprobado que no se baja de peso de la noche a la mañana. El ejercicio constante y una buena alimentación son fundamentales para lograr los objetivos y la clave de toda dieta saludable.

Diferentes investigaciones científicas descubrieron propiedades naturales en algunos alimentos, las cuales ayudan y complementan una dieta sana para bajar de peso. La espirulina, por ejemplo, un alimento perteneciente a la familia de las algas verde azuladas que se encuentran en el mar y en algunos lagos de agua dulce.

Este superalimento es utilizado como una fuente dietética de proteínas, vitaminas y hierro que ayuda en el proceso de perder peso, aumentar la energía y mejorar la digestión. Los nutricionistas la recomiendan por su riqueza en clorofila, vitamina B, Omega 6, betacarotenos y minerales como calcio, hierro, magnesio, manganeso, potasio y zinc.

Ivana Villa, nutricionista y educadora en diabetes del Instituto Cardiovascular Lezica, aclara que otro de los alimentos naturales de alta calidad que se recomienda para ayudar en el descenso de peso es el té verde. Ambos suplementos se pueden consumir naturalmente: en polvo en el caso de la espirulina o como infusión, en el caso del té verde. También existen en el mercado productos que combinan los dos en una sola cápsula.

Los hombres no se quedan atrás, y también quieren llegar en forma al verano.

Coquetería. En esta carrera por lograr la excelencia estética para el verano, algunos también reparan en los pequeños detalles. Las mujeres, sobre todo, buscan borrar las marcas que el paso del tiempo deja en sus manos. El aspecto envejecido en esta zona se pude resolver fácil y naturalmente con la flebología restaurativa, la misma técnica que se utiliza en el tratamiento de várices de todos los tamaños en los miembros inferiores.

Miguel Ángel Gramajo Booth, director médico de Nueva Flebología, detalla que este tratamiento consiste en aplicar, mediante inyecciones prácticamente indoloras, una fórmula de sustancias naturales que produce la disminución del diámetro de las venas y el refuerzo de sus paredes.

De porcelana. Para prevenir el envejecimiento facial, se pueden combinar tratamientos para potenciar los resultados. María Carolina Schneider, especialista en cirugía plástica y reparadora, cuenta que la flaccidez, las líneas de expresión iniciales y la falta de volumen se pueden tratar con un lifting no quirúrgico, con ultrasonido focalizado.

En el caso de los hombres que buscan que su rostro se vea más armónico, Ultherapy también se utiliza para voluminizar y marcar la zona del mentón.

Para las arrugas y las ojeras, la directora de Libelle recomienda belotero, rellenos de última generación que se utilizan en sus distintas variedades depende la zona a tratar.

La celulitis, la flacidez de la piel, la adiposidad localizada y las estrías se pueden tratar con UltraV, un equipo que mezcla diferentes tipos de tecnologías para el tratamiento del modelado corporal.

  • CÓMO MEJORAR LA RUTINA ALIMENTARIA

Muchas personas no se pueden controlar frente a la comida y les cuesta diferenciar entre hambre y ansiedad. Esos desbalances psicoemocionales pueden traer como consecuencia el sobrepeso, la obesidad y, asociadas a estos, enfermedades como colesterol alto, diabetes, presión arterial alta, problemas en huesos y articulaciones, trastornos respiratorios y del sueño e, incluso, depresión.

Andrea Miranda, médica nutricionista y directora de la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral (Saeni), asegura que para comenzar una rutina de alimentación saludable que se mantenga en el tiempo, existen algunas recomendaciones que ayudan a no excederse y a cuidar la calidad de los alimentos.

» Realizar siempre las cuatro comidas diarias principales y las dos colaciones.

» 15 minutos antes de las comidas, consumir un caramelo ácido para disminuir la ansiedad.

» Tomarse el tiempo para comer.

» Comer con la mano no dominante ayuda a que se consuma un 20% menos de comida.

» Beber de dos a tres litros diarios de agua o infusiones.

» Hacer actividad física ayuda a canalizar tensiones y quema calorías.

» Descansar de siete a ocho horas diarias. El estrés y la falta de sueño afectan el peso.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo