?>
Tu belleza

Cinco claves para una piel saludable

La piel es el órgano que más expuesto está a los agentes nocivos del medio ambiente. Por eso, los especialistas recomiendan cuidarla para que siempre esté saludable y con una apariencia tersa.

La piel es un órgano que posee una estructura sofisticada que lleva adelante múltiples funciones esenciales para el bienestar general. Desterrar malos hábitos y tener cuidados básicos permite que luzca bien y que pueda cumplir con su tarea de barrera de las agresiones externas.

La dermatóloga Natalia Muñoz Balestra destaca cinco acciones cotidianas, que no requieren de dinero ni demasiado tiempo, que se pueden convertir en un hábito para tener una piel saludable.

DORMIR MAS DE 8 HORAS DIARIAS

Dormir es una actividad que  nuestro cuerpo necesita para recuperarse de la jornada diaria. Durante el sueño, las hormonas de estrés retornan a sus niveles normales, mientras que otras se elevan para mantener la homeostasis del organismo. Otro beneficio importantísimo que trae el descanso es el aumento de las defensas, es decir, la mejora del sistema inmune. Un buen descanso ayuda a que el cutis luzca resplandeciente.

BEBER 8 VASOS DE AGUA POR DÍA

La piel necesita ser hidratada por fuera, con cremas, y con agua, por dentro. Ingerir 8 vasos de agua por día ayuda a depurar toxinas y mantener hidratada la piel.

ALIMENTACIÓN SANA

El consumo de frutas, verduras frescas y semillas aporta a nuestro organismo vitaminas que son potentes antioxidantes. Alguna de ellas son las vitaminas C y E y los beta carotenos. Recordar siempre que una alimentación sana debe ser variada.

HIGIENIZAR LA PIEL DEL ROSTRO DIARIAMENTE

El baño es una de las rutinas para mantener limpio el cuerpo, sin embargo muchas veces se olvida higienizar también la piel del rostro, justamente el área que está más expuesta a la polución ambiental. Higienizando la piel, se barren las células muertas y las bacterias y se desobstruyen los poros, logrando que se vea más luminosa.

USAR PROTECTOR SOLAR

El uso de protector solar hoy en día es indispensable y fundamental, no solo para evitar el envejecimiento prematuro sino también el cáncer de piel. Hay que aplicarlo todas las mañanas, aunque esté nublado y sea invierno, y reponerlo cada tres horas.

  • Tips

» Para la zona de las manos, usá una crema especial varias veces al día, ya que son más propensas a resecarse. Cuando salgas a la calle, protégelas con guantes.

» Para que el frío y el aire seco no dañe la piel de los labios, utilizá un bálsamo labial que contenga vitamina E, un excelente antioxidante. Por ningún motivo utilices tu lengua para humectarlos, ya que sólo conseguirás que se resequen aún más.

» Para la piel de todo el cuerpo, empleá una crema hidratante periódicamente, aún en invierno. Lo mejor es hacerlo después de una ducha o exfoliación, para prolongar el efecto.

» A pesar de las bajas temperaturas, evitá ducharte con agua muy caliente, porque daña las capas protectoras de la piel. Es más saludable para la piel el agua tibia. Tratá de no prolongar el baño por más de 10 minutos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo