?>
Tu auto

Seguridad vial: la correcta iluminación vehicular

Los ojos no son totalmente fiables y a veces engañan con mucha facilidad. En el caso de los conductores, la visión es vulnerable. Sin embargo, elegir bien los faros evita accidentes.

No darse cuenta de un obstáculo en el camino, o entender equivocadamente el mensaje de una señal de tránsito, son riesgos muy comunes para cualquier conductor, sobre todo cuando se transita de noche. En el país, las rutas y las calles no cuentan con la visibilidad necesaria, situación que empeora si se le añaden otros factores externos, como la lluvia y la niebla. Por lo tanto, la mejor manera de evitar accidentes es asegurar que las luces principales (frontales) sean las adecuadas.

Felipe Angel, gerente de ventas de la multinacional especialista en iluminación Osram, dio algunos detalles para tener en cuenta a la hora de elegir la iluminación para el auto.

A la hora de elegir las luces para las óptimas delanteras, las de color amarillo y blanco son las que más colaboran para la seguridad de conductores y peatones. “Estos colores estimulan la atención, evitando la somnolencia, y reflejan las imágenes de los objetos más claramente”, detalló el directivo.

Otro factor a tener en cuenta en un faro principal es el flujo luminoso. Las líneas de alto rendimiento son las ideales, ya que su principal ventaja es la capacidad que tienen para iluminar más intensamente. “Este punto es muy importante cuando se trata de bienestar visual, permitiendo al conductor ver más lejos y con mayor detalle”, comentó Angel.

Hoy en día, el mercado de la iluminación evoluciona rápidamente y logra satisfacer las necesidades del tráfico, ofreciendo opciones de calidad en muchas tecnologías diferentes, incluyendo las lámparas halógenas, LEDs, Xenón e incluso productos basados en láser.

El gerente advirtió también respetar los límites de brillo permitidos en cada país, ya que luces muy altas perjudican la visibilidad de los automóviles que transitan en la dirección contraria. “Nuestra visión es vulnerable, pero con una buena selección de faros para el vehículo, esta condición humana no causará ninguna amenaza para la vida”, agregó.

Así lo ven

Los hombres tienen mayores dificultades para diferenciar colores, mientras que las mujeres tienden a confundirse con objetos pequeños o que se mueven a gran velocidad.

Manejá seguro

  • Las ópticas delanteras deben estar siempre limpias y en buen estado.
  • Preferentemente los focos deben ser blancos o amarillos.
  • Los faros de xenón consumen menos energía y desarrollan mayor luminosidad que las lámparas halógenas.
  • Pero una óptica que no está preparada para utilizar lámparas de xenón, puede deslumbrar hasta cuatro veces
  • más que una lámpara halógena mal regulada.
  • Los faros de tecnología LED están en crecimiento. A parte de la luminosidad blanca y de su aspecto innovador, tienen la desventaja que alcanzan temperaturas bastante altas.
  • La iluminación propuesta por los faros genera una limitación a la visibilidad de un conductor, modificando sustancialmente la percepción que tiene de su entorno.
  • El ojo humano necesita ocho segundos de tiempo para recuperarse plenamente de un encandilamiento.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo