?>
Tu auto

Neumáticos: todo lo que tenés que saber para su cuidado

Para un andar seguro y confortable, el mantenimiento adecuado del vehículo es fundamental. Eso incluye los neumáticos. Consejos prácticos para su cuidado.

Gracias a los neumáticos, un vehículo puede acelerar, doblar, frenar y detenerse. Además, el aire con el que están inflados soporta todo el peso y absorbe las irregularidades de la superficie del camino. Básicamente, las cubiertas son claves para proporcionar un andar confortable.

Las ruedas no sólo transmiten la potencia del motor y los frenos a la superficie del camino, haciendo que el vehículo avance o se detenga, sino que también trasladan el movimiento del volante para virar o conducir en línea recta.

Por eso es tan importante el correcto mantenimiento de los neumáticos. En ese sentido, desde el equipo técnico de Nissan, los profesionales aconsejan realizar los chequeos necesarios para garantizar una correcta circulación.

Si se utilizan continuamente, las cubiertas se desgastan por la fricción, se deterioran por los cambios en la temperatura y los rayos UV y sufren daños por objetos extraños. Si no se realiza un mantenimiento adecuado, pueden producirse derrapes durante el frenado o en los virajes, un funcionamiento ineficiente de los frenos, la disminución del confort en el andar o la pérdida de control en caminos mojados.

Para Roberto Ortega, subdirector de Posventa de Nissan Argentina, es vital que los neumáticos sean revisados frecuentemente para garantizar su funcionamiento y el cuidado de la inversión.

Cuándo reemplazarlos

» Cuando las bandas de rodamiento (parte exterior de caucho que circunda a la armadura o carcasa del neumático) están desgastadas.

» La depresión mínima de la banda de rodamiento en vehículos de pasajeros es de 1,6 mm, pero una profundidad de 4,0 mm debe considerarse como una señal de alerta.

» Reemplazar los neumáticos cuando la profundidad de la banda de rodamiento sea menor a 4,0 mm.

Correcto andar

* Si la presión de los neumáticos es demasiado alta, no podrán desempeñarse adecuadamente durante las frenadas y virajes.

* Si se conduce a alta velocidad con baja presión, pueden reventar las cubiertas.

* Hay que realizar revisiones periódicas de la presión para mantenerlos dentro de los valores especificados.

  • Atención

Las cubiertas desgastadas causan tensión, deslizamientos y otras situaciones de peligro, especialmente en días lluviosos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo