?>
Tu auto

Cómo preparar el auto para la primavera

Con la llegada de la nueva estación, es importante tener en cuenta algunos detalles del auto para que siga funcionando sin problemas. 

Llegó la primavera y el cambio de estación hace que debamos prestar atención a algunos cuidados particulares que se deben realizar sobre nuestro auto. Las condiciones climáticas se modifican y diversas partes del auto la sienten.

El efecto más determinante de estos días es el viento. Con el clima seco, hay mucho polvo y tierra dando vuelta, por lo que ingresa a diferentes sectores del auto. Una de las principales víctimas de esa situación es el motor, y no es un detalle menor. Es importante realizar una limpieza para que sus partes no se vean afectadas y esto vaya en detrimento del funcionamiento del mismo.

Para limpiarlo, es necesario hacerlo con un trapo seco. Lo principal es asear las partes superiores y con mucho cuidado de no desconectar nada. Otro detalle fundamental es hacerlo cuando el motor esté frío. La operación durará una media hora, así que paciencia.

Los conductos del aire acondicionado también sufrirán con la tierra y el polvillo. Ponelo en función ventilador, para que saque todo lo que se acumuló. Comenzá con el mínimo y, de a poco, subíle la intensidad al ventilador.

El segundo paso es chequear el estado del líquido del aire acondicionado. Es el mejor momento para recargarlo, porque vas a encontrar varias casas que ofrecen promoción de precios. Vas a encontrar a partir de los 500 pesos.

Además de los habituales controles del resto de los fluidos que debés hacer, el otro detalle a remarcar es controlar los bordes de la batería, para no tener problemas con el encendido y el correcto funcionamiento de la parte eléctrica. En caso de que presenten ácido lo mejor es lavarlos con un cepillo y abundante agua.

Atención

Por lo menos dos veces al mes, debés revisar el estado general del motor, centrando tu atención en que esté limpio y con todos los niveles de líquido como corresponde. Si detectás pérdidas de aceite o agua, limpiálas y llevá el vehículo al mecánico.

El otro aspecto a mirar en todo momento es el estado de los neumáticos, no sólo el dibujo sino también el inflado. Los cuatro tienen que tener la misma presión.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo