?>
Tu agenda

Día del Panadero Argentino, 4 de agosto, con receta de pan casero

Cada 4 de agosto se celebra el Día del Panadero en la Argentina. En rigor de verdad, es el Día Nacional del Obrero Panadero, por la creación del primer sindicato. ¿Y si hacemos un pan casero en su homenaje? 

El 4 de agosto fue reconocido oficialmente como Día Nacional del Panadero por el Congreso Nacional argentino en 1957. Desde entonces, la conmemoración de esta fecha es un clásico en la sociedad argentina y los círculos ligados a la producción del pan y otras delicias. ¿Hay algo más rico y que perdure en el tiempo que el olor a pan recién hecho, a tortas, a facturas? Seguro que no.

4 de agosto, Día del Panadero.

Se calcula que el pan ha sido parte de la dieta del ser humano, por lo menos, desde el año 8.000 a.C. La historia de los trabajadores asociados a la producción de este alimento básico se remonta, por tanto, también a esa fecha. Sin embargo, durante la mayor parte de la historia de la humanidad la producción del pan la realizaba cada familia, en casa, recurriendo normalmente al molino del señor durante el Medioevo.

4 de agosto, Día del Panadero.

Con la llegada de la Revolución Industrial, comenzada a fines del siglo XVIII en Inglaterra, la producción del pan se convertiría en una labor específica de un sector determinado de la población. Surgirían, así, los panaderos tal cual son conocidos en la actualidad.

¿Y si hacemos un pan casero? Receta de Tu Día para vos, animate. 

Ingredientes: Harina, 1 kilo; levadura fresca, 30g; sal gruesa, 15 g; agua tibia, 110 ml.; grasa de vaca o cerdo, 50 g.

Cómo preparar: derretir la grasa y dejar entibiar. Disolver la levadura con la mitad del agua, tapar y dejar fermentar. Calentar la otra mitad del agua con la sal para que se disuelva (salmuera). entibiar. Realizar una corona, colocar el fermento y grasa derretida. Terminar de amasar con el resto de la salmuera hasta lograr una masa elástica y blanda pero que no se pegue en las manos. Tapar y dejar fermentar. Desgasificar, dividir en porciones del peso deseado, dar forma y dejar fermentar en una placa de horno. Hornear a 170º C por 20 minutos.

Acordate: mientras más grande la pieza, menor temperatura y más tiempo. Agregar chicharrones si te gusta.

Un pan casero, ¿existe algo con olor más rico?

Y, de yapa, receta de pan casero gourmet sacado de la Semana Gourmet en Córdoba

Un kilo de harina, 30 gramos de levadura fresca (ó 15 gramos de la seca), 100 gramos de materia grasa (manteca, aceite o grasa), una cucharadita de sal y agua tibia “en la cantidad que te vaya pidiendo la masa, como lo vayas notando en las manos”, apuntó Soledad Nardelli, la rubia y menudita cocinera del canal Gourmet, especialista en cocina regional cuando pasó por Córdoba

El secreto para una buena levadura lo dio el chef de Sibaris, Roal Zuzulich, quien enseñó a hacer una “esponja” con la levadura antes de incorporarle los demás ingredientes “con un poquito de harina, azúcar y leche tibia, para alimentar a la levadura”.

Con el amasijo listo, empezó el reparto de pan casero saborizado y otros productos cordobeses como el aceite de oliva y el queso de cabra. Cinco cabritas del productor José Gulle daban fe de la calidad y divertían a chicos y grandes. “¿Y si le ponemos chicharrón?”, preguntó una señora del público. “Entonces tené cuidado con la sal en la masa, porque te puede quedar salado”, respondió Lucas Galán, y varias tomaron nota.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo