Bendita la hora, abusadores

    Wisin y Yandel volvieron anoche a Córdoba y dejaron la vida y un par de kilos en un recital no apto para mayores de 40.