Un milagro llamado Dylan

    Dylan Peralta, de dos años, es el primer paciente en ser trasplantado de médula ósea en el Hospital de Niños. La intervención fue un éxito.

Pages