El problema es que hay que gobernar

    El intendente Mestre lo tiene todo: mayoría cómoda en el Concejo, apoyos de la Provincia y de la Nación. Pero falla en lo que depende de él: la gestión.

Pages