Fue bueno mientras duró

    Llegó tarde, después la rompió, pero se fue rapidito: así fue el paso de Don Omar en Orfeo.

Pages