¿Y éste era nuestro perro guardián?

    La carita de estos pichichos asustados se asemejan mucho a la nuestra cuando vamos de visita a nuestro dentista o médico de cabecera, en este caso ellos visitan a su veterinario. Observá la ternura de sus miradas como pidiendo por favor que lo saquen de ese lugar.

Pages