¡Mirá otra vez, no es lo que parece!

    Algunas veces queriendo, otras sin querer, los efectos visuales suelen confundirnos. Prestemos atención al mirar estas imágenes, no nos quedemos con la primera impresión.