No hay tiempo ni distancia para aprender

    Tienen más de 65 años, se conocieron en un hogar de día y quisieron terminar el secundario. Con apoyo mutuo y grupos de estudios, concluyen sus estudios a distancia. De esas historias que inspiran.

Pages