La pesadilla de dormir siete siestas por día

    Mercedes Yrbas vivió 26 años sin saber que padecía una enfermedad que la hace dormir. “Puedo pasar hasta cuatro horas despierta, pero me deja agotada. Es como estar un día y medio sin dormir para otra persona”, dijo.

    El que no durmió se embromó

    Dormir más horas los sábados y domingos no compensa la falta de sueño y el cansancio que se acumula durante los otros días de la semana.

    Vivir cansados y a contrarreloj

    Nuestro organismo nos hace las quejas, pero parecemos no oírlo. Y sin embargo, recientes estudios científicos confirman que los cambios de horario, como el que hicimos hace poco, podrían afectar al corazón.

Pages