El regreso de los guerreros

    Después de seis años de “exilio”, tras el sangriento motín de 2005, la congregación evangélica volvió a la Penitenciaría.

    Preso se fugó pero luego se arrepintió

    Un interno de la Penitenciaría San Martín, que gozaba de la posibilidad de salir de la cárcel para visitar sus familiares en la ciudad de Marcos Juárez, se fugó en la Terminal de Ómnibus y luego se entregó.

    Motín, cinco años después

    A un lustro, la Justicia condenó a los actores directos de la rebelión, pero no avanzó sobre responsables políticos.

Pages