Show

Soledad y Larguirucho, la película

Soledad Pastorutti y Manuel García Ferré adelantan “Soledad y Larguirucho”, película que llega este jueves a los cines cordobeses para entretener a los más chicos.

Hay una sensibilidad especial que, según Soledad Pastorutti, despertó en ella cuando se convirtió en mamá. La pequeña Antonia llegó a su vida hace casi dos años, y su presencia determinó que para la cantante su participación en la película Soledad y Largirucho, que se estrena este jueves, tenga, como ella misma afirma, “otro sentido”.

Manuel García Ferré, la mente que dio a luz tanto a Larguirucho como a toda una enorme pandilla de adorables personajes animados, concuerda. “La maternidad le ha dado una serenidad y un equilibrio que todo artista debe tener”, opina sobre Soledad, y agrega más palabras de admiración. “Es una personalidad con un ángel muy especial, una personalidad muy auténtica. Es la base de su éxito, es querida por todos los lugares adonde va. Eso lo logra muy poca gente. Además, tiene cualidades aún no desarrolladas del todo, que ella misma está descubriendo paso a paso”, opina don Manuel.

Además, el aprecio que el historietista y dibujante siente por Soledad también tiene que ver, según él mismo explica, con el hecho de que es uno de esos artistas “autodidactas, no provienen de ninguna escuela, no copian ni heredan facetas de otros artistas. Son creadores innatos que reflejan lo que sienten. Ese es un arte que yo aprecio mucho en todo sentido. ¿Qué somos nosotros los que nos llamamos ‘artistas’? No somos artistas, somos intérpretes que manejamos un trocito de una técnica, el arte está en la vida y hay que saber captar eso. Y los autodidactas son los que saben interpretar eso”.

La imaginación al poder. La película presenta a la cantante de Arequito interactuando con Larguirucho y, también, enfrentándose a varios villanos, con la bruja Cachavacha a la cabeza. Durante el filme, hay apariciones especiales del Chaqueño Palavecino, Diego Capusotto, Rony Vargas y Carlitos Balá, entre otros.

“Desde mis comienzos siempre he tenido un buen ida y vuelta con los chicos”, comenta Soledad, apoyando su aparición en la película. “Acá en Córdoba, Rony Vargas desde que tengo uso de razón que me ha dicho ‘tenés que hacer algún proyecto para los chicos’. Pero nunca reparé en analizar cuál es la cuestión. Quizás cuando uno nace como un fenómeno, como yo nací, le llega a toda la familia. Y después queda el público que te elige”.

–¿Ayudó para soltarte el hecho de que “Soledad y Largirucho” tenga muchos ingredientes musicales?
–Soledad: Yo no estudié para ser actriz, pero la película necesitaba de “la Sole” tal cual era. Entonces, hay muchas escenas en las que se comparte el set con un público, cosa que me ayudó bastante, porque es algo que estoy acostumbrada a hacer, entonces le cantaba la canción al público presente, era más fácil. Y en las otras escenas, había que imaginar, y el director ayudó mucho. La pasé muy bien, la verdad es que me relajé, hice lo que quise y eso es lo importante.

–¿Y cómo es actuar, básicamente, hablando con un personaje que todavía no ha sido dibujado?
–Soledad: Una solución es donde plantar la mirada, pero teníamos unos corpóreos con la estatura de los personajes. Larguirucho es un poco más alto que yo, Neurus y Cachavacha un poco más bajitos. El director a veces hacía de Larguirucho y hubo mucha gente que colaboró: se paraban en algún lugar y me hablaban. Hay una escena con Cachavacha que es un kung-fu que fue la más difícil de lograr porque ya había que pelear.

–Manuel: Pero, más allá de los corpóreos, también hace falta mucha imaginación para ver lo que todavía no está ahí.

–El merchandising del filme incluye guitarritas de juguete. ¿Les gustaría que los chicos se acerquen a la música gracias a “Soledad y Largirucho?
–M: Todo acercamiento a los chicos a lo que sea la expresión artística es ideal, porque eso despierta la sensibilidad, el sentimiento, lo humaniza. Aparte de la cuestión espiritual, la diferencia entre los animales y los humanos tiene que ver con las habilidades que tiene el ser humano para aprender y enriquecer su alma y su espíritu a través de algo intangible como, por ejemplo, la música.

–S: Yo creo que todos partimos de una película o de un artista que admiramos o una serie de televisión. Siempre hay un punto de partida. Obviamente cuando sos chico también tiene que haber un incentivo de tu familia, pero más allá de que uno no viva de eso en el futuro, es importantísimo tener ese escape. Yo empecé haciendo esto como un juego, y todos queremos ser famosos pero nos olvidamos de disfrutar del camino.

..........................

¡Póster!
Con su edición del sábado 7 de julio, Día a Día regalará un súper póster con todos los personajes de la peli.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 02/07/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo