?>
Show

Víctor Heredia: “Uno no pesa el paso del tiempo”

Viene a cantar en Studio Theatre, este sábado y conversamos con él de música y Derechos Humanos.

-¿A qué edad empezaste a tocar la guitarra?

-Empecé a los 10, cuando mi viejo me regaló por primera vez una guitarra.

-Y ya nunca más te separaste.

-No. La anécdota es que en aquella época se estudiaba piano pero no teníamos piano en casa y me aburría mucho tocando en una tablita a la que mi viejo le había pintado las teclas. Papá se condolió y me dijo ‘mirá, te puedo comprar esto’ y apareció con la guitarra… ¡qué increíble!

Víctor Heredia viene a Córdoba, este sábado, en el marco de los festejos por sus 50 años con la canción. En un recital que se hará este sábado, en Studio Theatre, con entradas anticipadas de 450 a 650 pesos, en puntos de venta de Disquerías Edén.

Regresamos, a la charla con Víctor.

-Venís a Córdoba a festejar 50 años, que empezaste a celebrar acá.

-Justamente, el mismo lugar donde aparecí por primera vez, como artista. Fue en Cosquín, donde se cumplieron 50 de mi primera aparición en el Festival.

-¿Qué se te ocurre cuando mirás para atrás y decís ’50 años’ ¿qué es lo primero que se te viene a la mente?

-Un escalofrío. Creo que uno no pesa el paso del tiempo. Es increíble cuando mirás para atrás y todo te parece ayer y sin embargo el almanaque te está marcando estos 50 años.

-Alguna vez te pregunté que si a medida que avanzaba tu carrera te sentías más seguro y resultó que me dijiste que no.

-Sí. Cuando sos joven soltás todo lo que inmediatamente te viene a la cabeza. Cuando pasa el tiempo, la carrera, sabés que también han venido algunos achaques, no tenés 20 años. Entonces, la responsabilidad es parte de nuestra profesión, te hace pensar cada vez que ponés un pie en el escenario cómo vas a cantar y en qué condiciones, qué es lo que vas a decir, qué repertorio vas a elegir. Y antes, no. Alguien me pasó unas grabaciones del club Atenas, donde estuve en el ’78 o por ahí. Y me faltaba repertorio, yo no había hecho tantas canciones para llenar todo un concierto, dos horas de concierto. Tenía algunas canciones en un cuaderno y las canté.

-El tema de la semana. ¿Qué lectura podés darnos de esta decisión de este 2x1 que nos llevó a un lugar al que no sospechábamos volver?

-Es increíble. Era impensable que los argentinos volviéramos a debatir un tema que estaba absolutamente consensuado, solucionado, desde la Justicia. Quién iba a pensar que los crímenes aberrantes que se cometieron por la Dictadura Militar en la Argentina volvieran a ponerse en duda. Somos el único país en el Mundo que duda de su propio Holocausto. En Alemania no se puede dudar del Holocausto porque vas preso. Es increíble, pero esto no se hace en solitario, creo que deviene de una intención política. Y lamentablemente, esta intención política viene de quienes fueron cómplices. Más allá de los análisis políticos que se puedan hacer es tremendo que la sociedad después de haber solucionado este tema que es muy doloroso tenga que volver a ver llorar a las Madres, escuchar los relatos de las víctimas, reconfirmar la barbarie que se vivió en aquella época.

-Y la respuesta fue contundente.

-Creo que justamente por todo esto que estoy diciendo, la respuesta fue tremenda, fue absolutamente contundente. Debe haber un pequeño porcentaje que estuvo de acuerdo, pero no hay nadie en la Argentina que desconozca lo pavoroso que sucedió. Hubo gente que torturó, robó, gente que violó, que asesinó, que tiró gente de los aviones.

 

Víctor Heredia, en Viña del Mar, presentado por Cecilia Bolocco

Sumate a la conversación
Seguí leyendo