?>
Show

Tomándole el pulso al porno

El equipo de Poringa y el director triple X Cristian Sassi ofrecen un panorama sobre los gustos hot en Argentina.

La más reciente creación del vicepresidente de la web de videos porno PornHub, Corey Price, es otro emprendimiento online, PornMD, un nuevo tentáculo de su imperio sexual, que intenta brindar una radiografía global de los gustos del consumidor promedio de porno en Internet. 

Entre otras cosas, PornMD muestra búsquedas web de porno en tiempo real, además de presentar estadísticas a nivel mundial y por país cosechadas en los últimos seis meses. Así, podemos ver que “teen” (“adolescente”) gobierna el top mundial de búsquedas actualmente, seguido por su inmediato reverso de moneda: “milf” (término que designa en el mundo del porno a las mujeres de apariencia “madurita”).

Mientras tanto, en relación a nuestro país, PornMD arroja que la principal búsqueda es “argentina”, probablemente apuntando a la tendencia a buscar fotos de chicas locales. La segunda, mientras tanto, no deja de sorprender: “Florencia”, que remite al video hot de Florencia Peña que salió a la luz hace ya varios meses y que, aparentemente, continúa siendo muy popular entre los internautas.


“Anal” es el tercer ítem más buscado, seguido por “teen”, “milf” y “amateur”. Dos de esas tendencias son, al mismo tiempo, remarcadas por el equipo de la web porno argentina Poringa, que revela que tanto “milf” como “maduras” está dentro de su top cinco de búsquedas, al igual que “amateur”.


Por su parte, el director de películas triple X y organizador de la SexpoErótica, Cristian Sassi, suma datos en relación a la inclinación por el porno amateur, opinando que “ya no es tanto la rubia, alta, flaca: ahora a la gente le gusta lo real”. Para él, al argentino que consume porno actualmente no le interesa lo actuado, “sino algo que parezca que simplemente dejaron la cámara prendida”.


Sassi, al igual que las estadísticas de PornMD, rubrica el cariño de los argentinos por el porno que tiene al sexo anal como eje. “Creo que muchos de los argentinos que consumen porno tienen prejuicios en relación a la mujer que tienen al lado y no cumplen sus fantasías sino que se limitan a observarlas”.


Placer móvil. Mirando con lentes de aumento y descubriendo más aristas del consumo porno vernáculo, las fuentes consultadas de Poringa también revelan que tuvieron que sumar, a pedido de los usuarios, una categoría gay, que finalmente terminó convirtiéndose en el punto de encuentro de los internautas en búsqueda de material sobre travestis. En ese sentido, ponen el acento en el hecho de que “Poringa es la única comunidad en el mundo donde los usuarios generan contenido exclusivamente para la página”.

Y ya apuntando hacia datos más estadísticos, el equipo de la web cuenta que el rango de edad en el que se ubica la mayoría de sus visitantes está entre los 18 y los 25 años, y que en los últimos años es notorio el crecimiento de visitas al sitio desde dispositivos móviles. “Parece que es mejor para los usuarios tener un momento de intimidad cuando están con sus celulares”, opinan los encargados de Poringa.


Ellas van al frente. Mientras tanto, de la mano de Sassi, nos corremos un rato de la pantalla para entrar directamente al dormitorio y observar que, según cuenta el organizador de la SexpoErótica, lo que más se vende en los stands del evento “son los anillos vibradores y los geles con efecto caliente o frío para masajes. Generalmente, los geles son lo primero por lo que empiezan las parejas al momento de ponerle condimentos al sexo”.

Pero, más allá de que esos placenteros aditivos terminen usándose de a dos, Sassi asegura que las que más se animan a comprarlos son las chicas de entre 18 y 25 años. “En la Sexpo también los que más público juntan son los shows dirigidos a mujeres. Quizás porque, al estar en un lugar público, tranquilas, se sienten más cómodas”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo