?>
Show

Ramiro González presenta su disco Peñero

El ascendente folclorista riojano, ahora en formato trío, presenta “Peñero”, su nuevo trabajo, en el marco del ciclo Disco es Cultura. A las 22.30, en Latitudes.

Vuelta al origen. El regreso a las fuentes. En ese plano está Ramiro González, folclorista riojano que tiene nuevo disco, ahora en formato de trio. El trabajo se llama Peñero. Y lo dice todo. Aquel que lo quiera escuchar, esta noche tendrá la oportunidad de hacerlo en Latitudes (Roque Saénz Peña 934), con entradas a 120 pesos. Es el marco del ciclo Disco es Cultura.

Se trata del tercer disco de González, aunque el primero con este acompañamiento. ¿A qué se debe? “Hay algo que se da en las peñas y no en el plano intimista, que es ver a la gente bailando. El espacio intimista tiene eso del respeto y del silencio. Es hermoso, pero no tiene esa ida y vuelta”.

–El público sentado le presta atención a la letra. Pero en la peña, cuando se baila, por ahí no. ¿Cómo convivís con eso?

–Hay que despojarse de toda pretensión. No hay que esperar que tu canción sea la más conocida. Tiene que ser honesta. Y que si te identifica a vos como ser humano, por qué no va a identificar a otros. Pero en Cosquín pasó algo maravilloso: anunciamos que el disco estaba disponible para la descarga y vamos a tocarlo a diversos lugares y el público canta las canciones. Es maravilloso. La obra está transcendida y anda solita. Y eso hace que llegue a lugares que uno aún no conoce. 

–Hablás de volver al patio. ¿Nos habíamos ido de ese lugar que es génesis de nuestra cultura?

–En el patio, nadie está expectante del aplauso y trascienden cosas sin la vertiginosidad del festival o de los medios. En el patio la gente va en pata y ahí es donde los hijos son felices jugando en la tierra. Son niños diferentes a los alienados de la ciudad. Me pregunto si la sociedad con sus normas va bien encaminada. Los chicos que crecen en esos patios tienen otra sensibilidad.

PARA IR

La entrada cuesta 120 pesos (200, con el disco). Después del show, peña en el espacio de R.S. Peña 934.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo