?>
Show

Peter Alfonso, emocionado por volver a Carlos Paz

Peter Alfonso, ganador del “Bailando por un Sueño 2016”, ya está en Villa Carlos Paz. En familia, está listo para el debut de la comedia “Abracadabra”. Así lo vive.

Por sexto año consecutivo, Pedro Alfonso está en Villa Carlos Paz. Será protagonista de la comedia Abracadabra, en el Teatro Holiday. Año tras año no sólo sorprende sobre el escenario con notorios avances como actor, sino también en boleterías.

Peter vuelve con una propuesta novedosa en la que asegura habrá mucho humor, magia y también interacción con los espectadores. Y, como ocurre todos los años, estará acompañado por un elenco popular y para todos los gustos: Iliana Calabró, El Bicho Gómez, Freddy Villarreal, Tomás Fonzi y Silvina Luna.

Pero, sin dudas, su mejor compañía serán Paula Chaves y sus hijos Olivia y Baltazar. El actor revela que no sólo disfruta de cada función con sus compañeros, sino también de los momentos que comparte junto a su familia.

Se viene una nueva temporada teatral que no será igual a las demás, ya que ahora tiene la copa del Bailando por un Sueño, el certamen de ShowMatch en el que también participó el resto de sus compañeros que completan el elenco: Charlotte Caniggia, Florencia Vigna y El Polaco.

Por primera vez, Pedro Alfonso viene a Carlos Paz como campeón del Bailando.

–¿Cómo te estás preparando para debutar este domingo?

–¡Genial! Estamos todo el día practicando y ajustando detalles. Estamos internados para llegar con todas las pilas. El grupo tiene una gran energía y muchas ganas de que la gente se vaya contenta de cada función. En lo personal, me emociona mucho volver y más después de tanto cansancio por el intenso año. 

–¿Con qué nos va a sorprender Abracadabra?

–Vamos a tener una escenografía tremenda, volvemos a contar con el mapping, que está buenísimo, y le sumamos la interacción del público. Como hacía Freddy el año pasado con Onur, sólo que ahora van a tener que ayudarlo con algunos trucos de magia. Además, tenemos varios detalles para salir un poco de lo que es una comedia tradicional: voy a bailar con Flor y también van a cantar El Polaco y Tomás. 

–¿Cómo es volver a la Villa?

–Ayer hice una recorrida. Estuve en el estacionamiento de todos los años y pasé por el centro. La gente es maravillosa. A muchos ya los conozco y siempre hay mucha buena onda. Estoy sumamente agradecido. Es mi sexto año; en estos días vienen Pau y los chicos, y eso duplica mi felicidad. Vamos a disfrutar mucho durante el día y en el teatro. Acá viví muchas cosas lindas a nivel profesional y también en familia. Es más; acá convivimos con Pau por primera vez…

–Este año venís con la copa del Bailando.

–Me doy cuenta que hubo un cambio en la respuesta de la gente. Ahora todos lo festejan, en vez de lamentarlo. Siempre tenía comentarios como “Yo te vote” o “Vos te lo merecías”. Ahora son saludos de mucha alegría. Siempre me tuve mucha fe, pero también sabía que cualquier cosa podía pasar. Fue una final muy difícil. El Polaco es muy querido y yo también le tengo mucho aprecio. 

–¿Te molestó las acusaciones de “acomodo”?

–No le doy importancia. Esa fue una de las claves. No me preocupé por lo que decían porque sabía que estaba dejando todo. Confieso que el año que quedé afuera contra Anita y El Bicho fue un golpe muy duro. Por eso, este año decidí vivirlo de otra manera. Me enfoqué en mi equipo y en la gente que nos apoyó. Todavía no puedo creer las locuras que hicieron para votarnos: desde giros de otros países hasta rifas. Me emocionaba ver a la tribuna gritando, en algunos momentos, y, en otros, con la cabeza baja votándonos. Me quedo con eso. 

La definición del Bailando

–¿Cómo fue compartir todo el año con Flor?

–Fue la revelación, junto con Mery del Cerro. Fue un placer. Es muy tranquila, pero para bailar y ensayar tiene una potencia imparable. Muchas veces teníamos que equiparar las energías; yo debía subirlas y ella bajarlas, pero siempre nos supimos entender. Lo que rescato de ella, más allá de todo lo que genera y cómo la rompió en la pista, es que en estas últimas semanas, que yo no daba más, fue muy importante. Me traía vitaminas, se preocupaba por mis comidas y hasta me daba cremas para el ciático. Fue fundamental.

–A la que se la notó muy feliz fue a Olivia.

–Recién pude ver algunos videos de la final y me emocioné mucho verla festejando cuando dijeron mi nombre. Pero más aún cuando recuerdo todo lo que pasamos juntos. Olivia estuvo al aire en los últimos programas, pero también en muchas oportunidades detrás de cámara. Le daba mucha timidez Marcelo. Me acompañó a muchos ensayos y se comportó de la mejor manera. Se divertía, pero llegaba un punto en el que pasaban las horas y se terminaba aburriendo. Sin embargo, ella esperaba muy tranquila a que yo termine.

–¿Y Baltazar? Se viene su primer verano juntos.

-Estoy feliz. Es muy chiquito y es muy de la mamá. Pero en estos meses vamos a estar más juntos. Voy a disfrutarlo y a seguir cantándole canciones de fútbol. El año pasado fue una temporada dura a nivel familiar porque hubo épocas en las que no nos veíamos con Paula. Ahora vamos a estar toda la temporada juntos y es un alivio para mí.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo