?>
Show

Para Luis Rubio, la tele puso en segundo plano a las ideas y al humor

Luis Rubio llega con su nuevo espectáculo “Soliloquios”, en el que se despega de sus personajes. En esta charla, analiza al humor en estos tiempos.

La cosa comenzó con un comentario. “Quiero verte sin los personajes, al natural, haciendo de vos mismo”. El pedido vino de Coco Silly. Luis Rubio tomó el desafío y le dio forma a Soliloquios, el show en formato stand up que trae a este humorista rosarino nuevamente por Córdoba. Será este sábado 13, en Quality Teatro, con entradas a 300 pesos.

“Son monólogos de humor, en formato stand up con los temas que preocupan la ciudadano moderno, como la tecnología, la ida el banco, soportar a un familiar vegano, etc”, le contó Rubio a Día a Día. 

–¿Cómo es la sensación de ser Luis y no estar detrás de la máscara de un personaje?

–Siempre es más difícil actuar en primera persona porque se siente que comprometés más cuestiones emocionales propias. Me fui encargando de hacer una transición en mis shows anteriores, poniendo aperturas y cierres míos, o momentos de stand up entre Éber Ludueña, Evaristo Hurtado o Alejo Sapo. Me fui dando lugar para ir soltándolo a Luis Rubio y que la gente también lo empiece a recibir. Este espectáculo es solo Luis Rubio, más un invitado especial.

–¿Cuántos años de humor?

–Empecé en la tele en el año 90, así que van a hacer 27 años.

Luis Rubio llega sin personajes en su nuevo show; 'Soliloquios'.

–¿El humor fue variando en ese tiempo, cambió de acuerdo a alguna época en particular?

–Al humor se lo usa; se pone de moda, a veces, y en otras afloja un poco. El humor es parte de la vida. Es una emoción. En el teatro sigue funcionando mucho, la gente lo busca. Fontanarrosa dio una frase divina que dice que de muy joven se dio cuenta que las dos cosas más rentables eran el sexo y el humor. Y que como estúpido ya había elegido al humor. Pasa que el humor en la tele estuvo muy en auge y ahora sigue estando, pero en una nota editada. Es humor de editores o de conductores. Se buscan conductores con ese perfil, como Tinelli, Beto Casella, Germán Paoloski, Peluffo. Son tipos no tan rígidos, no tan formales, como en otra época fueron Pancho Ibáñez, Biasatti o Néstor Ibarra. Pero uno brega y defiende el humor hecho por los tipos que somos profesionales de esto, que nos hemos preparado, que tenemos una historia vinculada a hacer reír. Pasa que hoy la tele se nutre más del conflicto y del escándalo, que de las ideas. Así como las ideas pasaron a un segundo plano, el humor también.

PARA IR

"Soliloquios", la obra de Luis Rubio, se podrá ver este sábado en Quality Teatro. Entradas, a 300 pesos, en boleterías (Independencia 540 o Cruz Roja 200) y por sistema Ticketek. 

–¿Tenemos buen humor?

–La complicación no resta humor. Al contrario; por ahí uno está un velorio y es cuando más necesita un chiste. O cuando estás comprometido o nervioso por algo, el humor descomprime. Otras veces, tratamos de que ayude a pensar. El argentino lo recibe al humor y de buena manera. Por ahí lo asocio más a un tema de moda televisiva, a cierta cuestión de los medios que van hacia otro lado y que imponen cierta agenda. El humor está todo el país y, en Córdoba, ni hablar. Lo que está faltando con formato televisivo es un programa de humor. Los argentinos tenemos un humor bastante zumbón, que contiene una mirada bastante criticona y con cierta malicia. Hay otros lugares en los que el humor pasa por otro lado: en Venezuela la gracia pasa por moverse, por bailar. Acá, por nuestra historia, el humor es más cáustico, más ácido.

–Teatro, cine, televisión, radio, libros. ¿Cuál formato es el que más te gusta?

–La tele siempre me apasionó. Me gusta lo que es audiovisual. Hace unos años hice una participación en una película de Bossi para cine y también escribí una película que salió en YouTube. Ahora me puse a estudiar guion cinematográfico. Es una tarea realmente complicada. Pasa que me gustan las posibilidades de recursos que te da lo audiovisual.

PARA VER

A Luis Rubio se lo puede ver por TBS con el ciclo "TV or not TV", que es de archivo con humor. Pero se viene un nuevo programa, que es con jugadores de fútbol que hacen stand up y que se llama “La comedia no se mancha”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo