?>
Show

Para el Dúo Coplanacu, la grieta también está en la peña

Este viernes, nueva edición de La Peña de Los Copla. Roberto Cantos y Julio Paz pasaron por Día a Día y, en la previa, nos llenaros de grandes palabras y canciones.

Las generaciones pasan, se renuevan; el espíritu se mantiene. Pasa el tiempo, pero ella está ahí, en el lugar que le queda perfecto, por muchos motivos. La Peña de Los Copla tendrá una nueva edición este viernes, desde las 23, en el Comedor Universitario. Y compartiendo escenario con Orellana-Lucca, La Cruza VL, Calle Vapor y Miguel Rivaynera. Las entradas, a 220 pesos, en Edén.

Roberto Cantos y Julio Paz pasaron por Día a Día y le dieron vida a un Facebook Live en el que dejaron grandes palabras y grandes canciones, a modo de irnos metiendo en clima de peña. “El Comedor tiene magia. Ahí se hicieron muchas asambleas, hubo mucha esperanza, mucha ilusión, mucha energía. A muchos de los chicos que empiezan a ir a la peña les surge un amor donde se le instala una suerte mística y de cierto grado de militancia y compromiso por su música, por la cultura del lugar. Nosotros también esperamos la peña como músicos, desde arriba del escenario, porque nos oxigena, nos ilusiona y nos da esperanza”, destacó Roberto. 

“Hubo peñas memorables, otras un poco más frías, otras más tensas, otras más calientes”, agregó Julio. ¿Y hoy? ¿Cómo está la sensación térmica de las peñas? “Hay una frase de Atahualpa Yupanqui que se resignifica ahora: 'Los hombres y los pueblos se enfrían por falta de espíritu. Pero estamos nosotros, con altos desvelos y sueños de todo tipo, con pedernal y yesca para entibiar las almas de los que no quieren congelarse todavía'. La peña cumple, un poco, ese rol. Que nos juntemos para que nos mantengamos abrigados ante cualquier tormenta”, enfatizó Cantos. Su cumpa sumó: “A las peñas hoy van todos. Pasan cosas grosas, pero hay algunos matices. La grieta también está en la peña”.

“Hay una frase de Atahualpa Yupanqui que se resignifica ahora: 'Los hombres y los pueblos se enfrían por falta de espíritu. Pero estamos nosotros, con altos desvelos y sueños de todo tipo, con pedernal y yesca para entibiar las almas de los que no quieren congelarse todavía'. La peña cumple, un poco, ese rol".

Los Copla abren la puerta. Esta vez, suman el son cubano de Calle Vapor. “Los otros géneros que invitamos a participar conviven porque hay un espíritu desmitificador de las fronteras, de los géneros, de las rotulaciones. Hoy todo eso está mucho más diluido. El definir la música por géneros es una cuestión académica, pero no es útil a la hora de la vivencia”, destacaron.

La llama del folclore sigue viva. Los Copla son combustible, por música, por pensamiento, por compromiso, por vida. Y en medio de un mundo globalizado. ¿Cómo afecta esto a nuestra música? Roberto, apoyado en su guitarra y su vivencia, responde: “La globalización no es más que el intento de occidentalizarlo todo, de igualarlo para que quepa en las normas del mercado de hoy. A todos los folclores del mundo les ha hecho mucho daño. Es cierto que hay un muy interesante acceso a toda esa música a través de las redes y del cyberespacio, siempre y cuando uno sepa lo que busca. La globalización es grave si te quita identidad”. Paz también añadió: “La globalización es muy difícil porque en ella no está el componente del recuerdo, de la añoranza, de la comparación de los momentos lindos que uno ha vivido con determinado género. Me podrá gustar estéticamente algo, pero empieza y termina ahí. Y se pierde en la nebulosa de millones de cosas que hay”.

PARA IR

Las entradas anticipadas se pueden adquirir, a 220 pesos, en Disquerías Edén y todos sus puntos de venta.

Y su música está. Por respeto al pasado. Por transmitir el presente. Por tener un futuro. El folclore se sostiene por la fuerza de sus canciones. Esas que nos representan. Y Roberto destaca: “Cuando uno siente profundamente una canción, realmente puede contagiarla. Y ese poder se siente. A veces cantamos una y todo el mundo se queda en silencio. Es muy conmovedor ver cómo la canción anda rondando por ahí y, el que quiere, la agarra y se la mete adentro para siempre”.

Hay que vivir esa experiencia. Y revivirla. Son excelentes excusas para ir a la peña. Lleve el pañuelo en un bolsillo. Ese mismo que llenará de emociones al salir del Comedor Universitario.

Reviví el Facebook Live con Los Copla

Sumate a la conversación
Seguí leyendo