?>
Show

Maxi Guerra y Patricia Baca, en el Libertador

El tango y el amor entre Horacio Ferrer y Lulú Michelli dan vida a “Quereme así... piantao”, espectáculo que encabeza Maxi Guerra, este jueves.

En la noche del jueves comienza el ciclo Danza Pasión, que traerá en su primera fecha el espectáculo Quereme así, piantao…, con la actuación de Maximiliano Guerra y de Lulú Michelli, artista plástica, mujer del recordado Horacio Ferrer, a quien pertenecen esos versos que le dan sustento a la obra. Con producción de Identidad Producciones, esta puesta se verá este jueves 31, en el Teatro del Libertador, el viernes 1º de abril en Laguna Larga y el domingo 3 de abril en Las Varillas. 
 
Tickets. Las entradas para la noche de mañana tienen los siguientes precios: Plateas, 660 pesos; Palcos bajos, 660; Palcos altos, 550; Cazuela, 550; Tertulia, 418 y Paraíso 275. Se consiguen en las boleterías del teatro de avenida Vélez Sársfield 365 y a través del sistema Autoentrada, en Autoentrada.com. 
 
2x4. “El tango es un pensamiento triste que se baila”, definió Enrique Santos Discépolo, uno de los máximos exponentes de una escuela poética en la que se inscribe también el nombre de Horacio Ferrer, montevideano que le puso la firma a clásicos como Balada para un loco, del que se toma la frase que da título a este espectáculo de música, baile y palabra dicha.
Fallecido en 2014, Ferrer vivió una larga historia de amor con la artista plástica Lulú Michelli, quien viene a recitar al poeta, en este show, mientras Maxi Guerra y Patricia Baca se entrelazan al ritmo del 2x4. También serán de la partida los integrantes del Ballet del Mercosur, la cantante Micaela Guerra y el actor Luciano Crispi. 
En cuanto a la música, participarán Esteban Morgado Cuarteto y Claudio Morgado, al piano.
 
Maxi. “Estábamos de vacaciones con mi esposa y mis hijas, la mayor recién llegada de Estados Unidos de haberse recibido en la universidad de comedia musical y queriendo empezar a trabajar acá, y Patricia (Baca) nos plantea que yo baile Balada para un loco y que Micaela cante”, comentó a cerca del origen de la obra, en una entrevista con la radio cordobesa Cadena 3.
“De a poquito se fue generando esta situación que se fue agrandando tanto que tuvimos que recurrir a un guionista para que nos arme un texto, para que Micaela tenga su personaje dentro de la obra entera, que aparezca este actor tratando de buscar historias de amor y la invite a Lulú al bar La Poesía, donde se conocieron con Horacio Ferrer”, sintetizó el eximio bailarín argentino.
“Es una historia de amor, una declaración y la continuidad de un amor, a modo de homenaje a Horacio Ferrer. Es un homenaje al amor que se tuvieron con Lulú (Michelli), su esposa, y tenemos el orgullo de tenerla narrando su propia historia”, finalizó el popular Maxi Guerra.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo