?>
Show

Marcelo Santos cierra su ciclo Tango Vivo

Marcelo Santos culmina este jueves el ciclo Tango Vivo, en El Pungo Urbano, con muchos invitados. Causalidades y casualidades bailan al ritmo del 2x4.

Todo cierra. El tango es dos por cuatro. Si hace la multiplicación, le da ocho. Esa es la cantidad de meses que duró el Ciclo Tango Vivo, que Marcelo Santos culminará este jueves en El Pungo Urbano. Arrancó en abril y finaliza en noviembre. El mismo mes en el que este cantor y guitarrista inició su carrera, hace 30 años. Sobran los motivos. Todo cierra.

Tango Vivo tiene la intención de mostrar al género desde otro lugar. Y, para ello, Santos llevó su show a una zona poco habituada a la música de arrabal. Y, además, contó con varios invitados que vienen de otros palos artísticos: Negro Videla, Flaco Pailos, Cacho Buenaventura, Toro Quevedo, Facundo Toro, entre otros. Varios de ellos pasarán mañana por el escenario para acompañar al bueno de Marcelo.

Hay felicidad por terminar este exitoso ciclo, pero también la tristeza porque llega el final. “Es una mezcla de sentimientos”, contó Marcelo Santos, en su visita a Día a Día. Pero destacó: “Fue muy importante para mí este ciclo porque fue un momento de crecimiento en muchas cosas. Todo con un grupo muy lindo de trabajo. Esto es una búsqueda de llevar el género a un nuevo lugar. No sé si actualizarlo, no creo que sea la palabra correcta, pero sí integrarlo en otros lugares y con otros públicos que no lo consumían”. 

Marcelo Santos, y un clásico

No es habitual ver semejante duración para un evento de este tipo. Y la cuestión geográfica no es un detalle menor: “La parte norte de la ciudad no está tan emparentada con el tango. Cuando me preguntan por qué ahí, es porque quise apartar al género de un montón de cuestiones ortodoxas y porque el tango puede estar en cualquier lugar. Estoy feliz por romper con algunos paradigmas. Tuve una etapa bien clásica dentro del tango, pero considero que está bueno romper con algunas cuestiones, con mucho respeto y atención a ciertos límites”. 

La respuesta del público fue muy buena. “Hubo mucha mezcla de todas las edades y de distintos gustos musicales. Los amigos se te terminan a la tercera fecha, como mucho. Incluso, detectamos gente que no le gusta el tango, pero que con esta propuesta se sintieron identificados”, destacó Santos. 

Artistas de distintos géneros se suben al escenario. Incluso, personajes que no son cantantes. ¿El desafío? Que quede bien. ¿Cómo se hace? “El punto está en el trabajo, en la búsqueda musical de lo que uno quiere. Fue todo un desafío elegir a un artista puntual y que esto no quedara como un karaoke. Esto es un espectáculo y el invitado tiene que ser parte de él. Entonces, se elegía un repertorio que le quedara bien al invitado. Y sentí que quedó muy bien con el Negro Videla, el Toro Quevedo, el Flaco Pailos y hasta con Cacho Buenaventura, que después no se animó a cantar. Lo trabajamos mucho para que no quede como un choreo. Más los artistas de tango que también participaron. Todos dejaron sus actividades para ir a ensayar. Por ejemplo, a Facundo Toro le adaptamos dos temas de su padre, en estilo tanguero. Lo mismo hicimos con el Negro Videla. Y quedó tan bien que Tú me quemas se tocó en el Festival de Tango de La Falda. La idea es poder sacar un disco de esta forma. Son los eslabones que permiten que el género se acerque más y no se cierre tanto”, explicó el guitarrista.

Hablando de cantar, Marcelo Santos es la voz del tango en Córdoba. Igual, aclaró: “No sé si me siento la voz del tango en Córdoba, pero me encantaría serlo. Es mi forma de vida y le dedico mucho tiempo a esto. Hay muchos años, muchos sueños, muchas frustraciones, pero siempre sale el sol. Me encantaría poder ser en el tango un referente para Córdoba”. 

Su futuro también se construye. Continuará con el proyecto Apasionados, que lleva adelante junto a Silvia Lallana, se lo verá por algunos festivales (aunque siente que el género debería tener más lugar) y trabaja para editar un nuevo disco. ¿Qué tango hay que cantar? El que quieran. 

PARA IR

Las entradas tienen un costo de 100 pesos. Para reservas, llamar al (0351) 156 509267. El Pungo Urbano queda en Av. Rafael Núñez 5050.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo