?>
Show

Los 49 de La Mona con la música

Inmenso. Carlitos Jiménez celebra sus 49 años con la música y cuenta cómo los vive. El festejo mayor, este domingo, en Complejo Forja. 

Si el 48 es el muerto que parla, el 49 es la Mona que canta. Y canta por el cuarteto y por Córdoba. Este domingo, Carlos Jiménez celebra sus 49 años en la música. El número asombra. Pero cuando uno lo pone en el universo del Mandamás, no sorprende. El intérprete que se volvió mito. El cuartetero que se hizo símbolo de Córdoba.

Clase social, credo o circunstancia. No hay barreras. Todos alguna vez bailamos a su ritmo. Las letras que salen de su generosa boca hablan de amor, de humor, de pobreza, de desafíos, de diversión, de sensibilidad social, de ganar, de perder. Toda vivencia está reflejada. Y si Leonor Marzano fue la génesis del cuarteto, la Mona es el viejo y el nuevo testamento. 

LA MONA 1

“No puedo creer que sean 49 años. Va a ser una noche mágica para mí. No creo que haya muchos solistas en el mundo que lleguen a esta vigencia con el nivel de seguimiento que tengo yo del público”.

En su contacto con Día a Día, el cantante agregó: “Nosotros estamos tocando todos los viernes, sábados y domingos en Córdoba Capital, y a sala llena. Es de locos”. 

Con todo

Este viernes Jiménez comenzó su finde en el clásico Sargento Cabral. Este sábado, otro clásico: Estadio del Centro. El domingo, la celebración oficial por sus 49 años a la par del tunga tunga en el colosal Forja. 

Deber ser

Juan Carlos Jiménez Rufino nació el 11 de febrero de 1961. A sus 15 años, comenzó en el folclore como cantante y bailarín. Pero rápido encontró su razón de ser en una nueva expresión musical: el cuarteto.

Integró el Cuarteto Berna, el Cuarteto de Oro (donde su particular movimiento de la mano, con la palma hacia arriba y hacia abajo, se transformó en marca registrada) y lanzó su carrera solista con la llegada de la democracia. Hasta hoy, 87 discos integran su recorrido musical, con la enorme virtud de haber sabido conquistar diversas generaciones. Y apostando por el cuarteto característico, como base.

Ruta

Córdoba, Buenos Aires, el país y hasta Estados Unidos y España integran su inagotable camino. Prohibido, marginal, discriminado, aceptado. Los diversos estadíos lo fueron acompañando. Pero terminó llevando su música al Festival de Cosquín y hasta al Teatro del Libertador. Una estatua, decenas de paredes con su rostro, miles de tatuajes. Leyendas de la leyenda. 

LA MONA 2

“La verdad que son esos momentos en los que uno se toma un instante para pensar un poco en todo lo que ha pasado, y es increíble. Tengo que ser muy claro en esto: yo creo que la mitad de todo lo que soy y tengo se lo debo a Juana (Delseri; su mánager y ex esposa). Cuando me separé del Cuarteto de Oro, hace ya tantos años, ella fue la única que me apoyó. No me equivoco si digo que gracias a ella estoy donde estoy y como estoy”.

Por más que a algunos no les pueda gustar, la Mona es parte indeleble de la cultura de Córdoba. A veces, ser contemporáneos no permite tomar dimensión de su dimensión. Los que sí la toman, saben que no les hace falta una excusa para ir. Pero el 49 es la Mona que canta. A jugarlo a la cabeza. Y de cabeza a Forja.

PARA IR A FORJA

Allí será el festejo oficial por los 49 años de la Mona en la música, este domingo. Entradas anticipadas, a 95 pesos, en Edén.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo