?>
Show

Los 35 de la Small Jazz Band

La Small Jazz Band cumple 35 años aportando su identidad a un género cada vez más universal y los festeja este domingo, en el Teatro del Libertador.

Un 30 (el domingo) para festejar 35 años en la música de la Small Jazz Band, expresión pionera en Córdoba de este género estadounidense, forjado en la confluencia de muchas culturas que se entrecruzaron en los siglos que fueron dando forma a nuestro vasto continente musical.
 
Como si no faltaran motivos para celebrar estos 35, la fiesta será en forma de recital en el Teatro del Libertador, este domingo 30 de octubre, a las 20. Las entradas tienen los siguientes valores: 330, 275, 220 y 165 pesos, según las ubicaciones, y se pueden comprar de manera anticipada en las boleterías de la sala, en avenida Vélez Sársfield 365 y en Autoentrada.com y sus puntos de venta.
 
Junto con los protagonistas, estarán los artistas invitados Banu Gibson y David Boeddinghaus de Nueva Orleans, cuna del jazz de orígenes franceses, españoles y británicos.
 
Conversamos con Francisco Castillo, uno de los fundadores de la Small, sobre esta vinculación con Nueva Orleans.
 
–Esa ciudad se identifica con el jazz que hacen ustedes, el Dixieland.
–Exactamente. Lo que nosotros hacemos, el hot jazz o el jazz tradicional es la primera parte del jazz. El jazz nació ahí.
–La famosa Bourbon Street.
–Bueno, ahí es donde están actualmente los lugares más emblemáticos y en las calles que la van cortando.

–Que no es el jazz académico que explotó por todo el Mundo.
–No. El jazz tradicional explotó por todo el Mundo antes. Lo que pasa es que explotó con otro nombre, con el nombre de Dixieland. Los que hicieron el movimiento fueron los blancos, en un estilo eminentemente negro, sobre todo en sus orígenes. El tradicional, el Dixieland, es el estilo que empieza a influenciar a toda la música del Mundo. Ya en los ‘30 se popularizó como el Swing.
 
–Estaba destinado a ser un elemento esencial de la música popular, después. Mirá toda la fusión que hay hoy.
–Lo que pasa es que el jazz siempre fue fusión porque nace en Nueva Orleans, que fue colonia española, fue colonia francesa y con una fuerte influencia de los esclavos. El jazz nace siendo una fusión.
–De culturas.
–Muchas de las canciones tienen cuadrillas francesas y unos ritmos tipo habanera como los tienen las milongas nuestras. Jelly Roll Morton, que era contemporáneo a Duke Ellington, tenía el ‘toque español’, que le llamaban: ciertos ritmos españoles que incluía en sus obras. Así que el término ‘fusión’ que vino después no era más que sacar a la luz lo que ya venía desde hace rato.
–Y dentro de todo ese universo, ustedes le aportan el costado cordobés.
–¡Ja! Hay una idea que no es hecha a propósito, digamos. Pero seguramente cada grupo le aporta lo suyo porque esa es una de las cosas fundamentales que tiene el jazz, las posibilidades de que por más que lo estén tocando desde distintas partes del Mundo, es un género que es el mismo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo