?>
Show

Las Pérez Correa, con ganas de provocar

Las Pérez Correa vienen con propuesta swinger. Laura Ortiz te cuenta de qué se trata. Arrancan esta noche, en El Vecindario. Por si te animás a ir.

Las Pérez Correa se animan al swinger en público. Julieta Daga (Lita) y Laura Ortiz (Bocha), payasas, actrices, docentes, madres y amigas hace 20 años, presentan un nuevo show en El Vecindario. Hoy invitan a Lindo Caramelo y el próximo viernes 25 al dúo de Silvia Lallana y Marcelo Santos

Luego de un breve descanso laboral, las payasas se suben al escenario con Las Pérez Correa Swinger. La comedia musical promete armar lío y provocar al público.

“Nos gusta jugar con los personajes y mezclarnos con otros artistas, aunque nunca hicimos un cruce de parejas”, cuenta a Día a Día Laura Ortiz. La improvisación va a ser protagonista y aliada de las payasas. Sin tanto ensayo, hubo algunas reuniones previas para verse la cara y arreglar ciertos juegos. “Decidimos quién va a aparecer con quién y, lo demás, que surja en el momento”, dice la actriz.

Como buenas anfitrionas, comenzarán solas. Luego abrirán paso a los artistas invitados y, en algún momento de la noche, se producirá el intercambio: “Nosotras pondremos nuestra impronta y nos dejaremos irrumpir por lo que trae el otro”. 

A las payasas les gusta llegar al abismo… ver qué pasa. Para ellas, los errores no son un problema, sino todo lo contrario, una fuente de creación. Con los músicos de Lindo Caramelo estuvieron actuando en la obra anterior Todas chotas. En cambio, con el dúo tanguero no se conocen.

–¿Fue difícil convencerlos?

–Silvia y Marcelo fueron muy generosos, y enseguida dijeron que sí. Ellos tienen un perfil más serio y yo creo que les vamos a cagar la carrera (risas). 

La técnica payasa es atrevida, rompe moldes y hay artistas que no se animan. Detrás del payaso hay mucho estudio de cómo salirse de esa red de contención, pero sin dejar de tener todo controlado: “Hay quienes se enganchan más, y quienes prefieren sostener su línea. Creo que la vamos a pasar bárbaro con la mezcla”.

–¿Por qué eligen el humor? 

–El humor nos salva del miedo a la muerte y nos permite tocar otro tipo de temas. Con la risa nos defendemos, atacamos, reflexionamos. Hay temas que son delicados para reírse, pero no nos reímos de eso, sino de la mirada que existe sobre estas temáticas. Tomamos distancia y nos reímos de nuestra propia reflexión, y a la vez llegamos a lugares de mucha profundidad. 

–¿Creés que tanta improvisación y ejercicio al frente del público te permite deslizarte por la vida más fácil?

–Soy una persona normal. Pero siempre decimos que estas técnicas nos han facilitado y aportado mucho para afrontar las cosas con menos dramatismo. La vida te manda material para que vayas improvisando, sabiendo que podés resurgir del fracaso, e incluso ser fracasado. El payaso trabajo con el lado frágil, que es una potencia. Te propone dejar de correr tras esos méritos que te imponen. 

–¿Se puede vivir con fracasos?

–Se puede fracasar sin morir. No hace falta ser primero ni segundo. Llegamos a buenos caminos por otros lados. Con la técnica de clown te vas revisando y sabés cómo poner el cuerpo a cosas que te pasan.

Dónde queda El Vecindario

Sumate a la conversación
Seguí leyendo