?>
Show

Kate Rodríguez: Conquisto más mujeres que hombres y me encanta

Es una de las bailarinas que más se destaca en ShowMatch por su físico. Posó para la revista Hombre y habló de su dura y estricta infancia religiosa y de su nueva vida sin prejuicios.

Kate Rodríguez es una de las bailarinas de ShowMatch, que se destaca sobre el resto por su figura, su pelo estilo afro y su tonada caribeña.

Pero además, en cada entrevista que le hacen da más y más detalles sobre la dura infancia que le tocó vivir junto con su familia de religiosos ortodoxos panameños, que no la dejaban tener amigos, ver tele, usar jeans ni escuchar música por considerarlo pecado.

 "Nunca pude ver Los Simpson o Los Pitufos porque me decían que eran diabólicos y tenían pactos con Satanás. Mis amigos tenían que ser únicamente de mi religión, no podía hablarle ni a los vecinos. Mi papá ya me había elegido un pastor que le gustaba a él para que me case. Además, sufrí anorexia, no comía. Me sentía desgraciada, horrible y me desmayaba en la escuela. Pero mis papás me decían 'no comés porque Satanás está dentro tuyo'", reveló la bailarina, de 26 años.

Kate se escapó de su casa y vino a probar suerte a la Argentina. En una entrevista con Pronto dijo: "Mis padres pensaban que estaba poseída por Satanás. Estuve tres años en el Bailando de Panamá y cuando me contaron que en Argentina había un gran show con un conductor muy importante, pensé 'yo quiero estar ahí'. Vine a la Argentina huyendo de mi familia y maldiciendo todo. Mis papás me dijeron 'queremos que te vayas porque no podemos estar con una hija así, sos la vergüenza de nosotros'... El Dios que a mí me mostraron fue el infierno de toda la vida".

Alejada de los prejuicios religiosos, Kate no sólo muestra su cuerpo a diario en televisión, sino que está feliz con lo bien que le va a la hora de cautivar personas, especialmente a las chicas: "Conquisto más mujeres que hombres, es muy raro que un hombre me encare, me avanzan mucho más las mujeres y me encanta provocar algo en ellas. Creo que debo tener una lesbiana adentro, definitivamente. Me encanta disfrutar de la belleza de la mujer. No descarto tener una relación con una mujer. Ellas me besan, me toquetean y a mí no me molesta para nada".

"Perdí mi virginidad a los 24 con mi primer novio, hace dos años. Y pensar que la gente se hace una película triple X conmigo. La virginidad me pesaba, yo no quería seguir siéndolo. Mi papá en Panamá me hacía una prueba de virginidad por año para comprobar que no estuviera con nadie", finalizó..

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo