?>
Show

Jey Mammon: una temporada para aprender

Jey Mammon volvió a la Villa para compartir el escenario del Teatro del Sol, con Betiana Blum y El Tano Ranni.

En 2012, Jey Mammon llegó por primera vez a Villa Carlos Paz y se consagró como una de las revelaciones de la temporada por su papel en Despedida de Soltero, la obra en la que Pedro Alfonso y Paula Chaves debutaron en el mundo de las tablas. Y tras ese “boom” de popularidad y reconocimiento por la prensa, el joven encontró su lugar en el medio y se lució en diversos proyectos teatrales, radiales y televisivos.

Hoy, tras ausentarse por tres años, Jey regresó a las sierras cordobesas y se reencontró con un público que lo elige de martes a domingos en el escenario del Teatro del Sol, donde se presenta con la comedia Mi familia es así, junto a un elenco de reconocidas figuras como Betiana Blum, Rodolfo Ranni, Raúl Taibo y Laura Bruni.

Con su irónico sentido del humor que lo caracteriza, el actor asume el desafío de trabajar con pesos pesados de la actuación, a quienes no sólo considera grandes compañeros arriba y abajo del escenario, sino también como maestros artísticos que lo ayudan a seguir creciendo función tras función.

De esta forma, el artista no sólo considera esta nueva temporada como un trabajo más de su carrera, sino que lo disfruta plenamente por la respuesta que recibe por parte de los espectadores. “A mí particularmente me escribieron muchos chicos de la comunidad gay para agradecerme por mi papel y por la relación madre e hijo que se plantea o la “no aceptación” de su padre. Está bueno saber que hay jóvenes que se ven reflejados y es una de las cosas por las que trabajamos. Por eso, cuando me escriben, lo primero que hago es mandárselo a nuestro director para que vea que estamos haciendo las cosas bien más allá de todo”, expresó Jey.

–¿Cómo llegó esta propuesta?

–A veces el alrededor no sabe lo que uno quiere y eso me pasó con el Tano. Yo estaba en Colombia y el me llamó para comentarme sobre la obra suponiendo que le iba a decir que no, pero pasó todo lo contrario, ya que no podía negarme a volver a ser su hijo arriba del escenario. En su momento, estaba muy cansado pero sumó mucho eso y también que dentro del proyecto estaban Betiana, Taibo y Marcelo Cosentino.

–Debe ser una gran responsabilidad estar con semejantes actores…

–Sí, sobre todo porque la obra se construye en equipo. Yo tengo una escena con Betiana que me obliga a estar cerca del lugar que ella está transitando y eso para mí es muy difícil porque es una grande. Me encanta tener que construir al lado de gente tan grosa, pero no sólo en cuanto a lo artístico, sino también en el compromiso y en la responsabilidad con la que trabajan. Está bueno porque son humildes, pisan el suelo bien firme y están cerca de nosotros, los mortales.

–Es un aprendizaje constante, ¿no?

–Totalmente. En mi caso, que no soy actor pero lo tomo como un juego, trato de vivir todo esto despacito como una escuelita, en donde hay que aprender del oficio y de las personas. Ellos recorrieron toda una vida y tenerlos al lado es para agradecer.

–Si no sos actor… ¿Qué sos?

–Yo conduzco, hago música, trabajo arriba del escenario y soy entrevistador. Sin embargo, no tengo una formación específica en ningún rubro a nivel groso. Y esto a veces es un problema porque no te pueden encasillar y es peligroso cuando tenés un objetivo en mente porque al ser versátil vas probando tantas cosas que por ahí te desvías de eso que querés hacer realmente. Y ni siquiera yo sé a dónde quiero ir pero disfruto de poder recorrer distintas canchas que te hacen crecer…

–¿Cuáles fueron los proyectos que marcaron tu carrera?

–Yo tengo varias bisagras y momentos importantes. Creo que la principal fue llegar a la Villa en 2012 porque me dio la posibilidad de mostrarme y acá empecé a ser Jey Mammon. Antes había una idea, pero después de esa temporada tuve nombre y cara en el medio. A partir de eso, tuve muchos trabajos y de cada uno de ellos fui aprendiendo.

–También lograste no sólo el reconocimiento de la gente sino también de tus colegas…

–Sí, y esa es una de las cosas que pasan en mi vida que no le doy el valor que realmente tiene. Ahora que lo pienso, no pasa todo el tiempo y es hermoso de verdad. En esta temporada me encontré por primera vez con gente que no conocía y me dijeron cosas muy valorables. Yo creo que en esto tiene que ver el personaje de Estelita, que me dio la posibilidad de conocer a figuras como Paula Chaves, Flor Peña y la Negra Vernaci. Todos venían al teatro, se animaban a la entrevista y lo hacían por recomendación de otro. Esa construcción fue la que hizo sentirme querido en el medio...

Teatro. La comedia Mi familia es así cuenta con las actuaciones de Betiana Blum, Tano Ranni, Raúl Taibo, Laura Bruni, Guido Morán y Mai Lawson. Se presenta de martes a domingos en el Teatro del Sol y las entradas pueden adquirirse en boletería o a través del sistema de Autoentrada.com de $485 a $515.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo