?>
Show

Facundo Toro y una noche con amigos en el Libertador

Facundo Toro festeja sus 20 años de cantante con un recital lleno de invitados, en el Teatro del Libertador, esta noche de miércoles.

Facundo Toro celebra con un disco y un recital los 20 años de su carrera como cantante, 18 de los cuales los caminó en este suelo mediterráneo, dando los pasos de todos los cantores que sueñan y que se mueven inquietos buscando un lugar donde hacer escuchar su música.

Pensando en que era mejor evitar la pregunta ya hecha de si se siente un cordobés más, igual no podíamos dejar de lado esta prolongada residencia, que representa la mitad de su vida. Cosa curiosa que tiene esto de trabajar en un diario y vivir una vida a destiempo del resto: con Facundo hemos tenido largas conversaciones telefónicas, siempre a horas en la que los cantores, generalmente, duermen, mientras el resto de la Humanidad hace sus cosas.

Entonces, el encuentro con él y con Los Alonsitos tenía que ser, por fuerza de ley, una conversación jovial y no una entrevista en el sentido estricto.

Si quieren leer un rato, sean bienvenidos a esta preciosa costumbre de sentarse a charlar, pequeño privilegio que nos toca a nosotros, los muchachos de la prensa.

–Facundo, hemos hablado un millón de veces por teléfono y por fin nos conocemos.

–Por fin. ¡No te imaginaba pelado!

–¿No? Un par de veces te vi en la Cañada y no me acerqué a saludarte, para no hincharte.

–Uhhh, no digás que sos manyín.

–Te he visto tomando un fernet, ahí. ¿Ya no vas más por ahí?

–Todas las noches voy, desde que estoy en Córdoba, estoy enamorado de la noche. Encima que soy soltero, me da más hándicap para salir. No tengo que volver.

–Prácticamente, son 20 años desde que estás en Córdoba.

–18. Hace 20 años me fui de Salta y anduve yirando por todos lados. Les contaba a los chicos de Los Alonsitos que estuve parando ocho meses en Barranqueras, Chaco. Me instalé ahí y andaba con toda esa historia de la pesca y las cosas de allá. Iba buscando alguien que te dé la posibilidad de grabar, que es lo primero que buscamos todos. Así que andaba tocando puertas ¡y no sabés las rebotadas que nos pegamos! De eso se trata, también, la vida. Nada es fácil, para todos.

–¿Cómo fueron esos primeros años en Córdoba?

–Al principio, mi primera peña fue en el ‘96, en Cosquín, pero son esas peñas de los nueve días del Festival.

–Pero durante el año la remabas acá.

–Sí. No sabés los brazos que me salieron de remarla. Pero, bueno, obviamente es como todo. Si bien tuve esa mochila grande de toda una dinastía y las comparaciones, también tuve la suerte de que por Daniel se me abrieran muchas puertas, de los amigos de él. Pero tenés que demostrar: las puertas se abren y las puertas se cierran. La verdad es que tengo mucha gente que se ha portado bien conmigo, y de la que tengo muchos recuerdos. Muchos de ellos van a estar conmigo, en el teatro. A los primero que invité son los viejos amigos, a los que te tiran el colchón para que duermas, tanta gente que estuvo con uno... son un montón, así que si los nombro a todos... Hemos compartido la vida. Tuve la gran suerte de que con todos esos amigos lo que me pasaba a mí era como que les pasaba a ellos. Sentías que remaban con vos.

–Cuando te encontrás con un par, pensás ‘no estoy tan loco, no soy el único loco que piensa de esta manera’.

–No. Acá somos varios los locos.

–Porque por ahí, uno anda medio solo en las cosas y cuando te encontrás con uno... ¡y ya no te sentís el único loco!

–Aparte, lo más parecido a los marcianos debemos ser los cantantes.

–¿Por qué?

–Porque aparecemos en los lugares que menos te imaginás ¿viste? Y de golpe también tenemos nuestra vida aparte. Nosotros consideramos que somos normales, pero nuestra realidad es esta, estamos volviendo y toda la gente está saliendo a trabajar. A contramano de todo, pero bueno. Aparecemos y cuando desaparecemos ‘desaparecemos’.

–En su imaginario, uno dice ‘este es cantante, tiene minas y sale de noche’.

–Guarda que yo conozco varios de esos hombres de traje, que se levantan temprano, para hacer su rutina diaria y también tienen minas. No somos los cantantes, nada más.

20 años. Con un maratón de amigos, Facundo Toro grabó un disco en el que comparte 20 canciones de su carrera.

Entradas. El recital de esta noche de miércoles estará a cargo de Facundo Toro, que tendrá un verdadero desfile estelar de músicos populares, que participaron en su disco 20 años.

Las 21.30 serán la hora señalada para que Facundo se suba al escenario mayor del Teatro del Libertador y comience esta gran reunión de amigos y compadres de la canción nativa.

Las entradas están disponibles en las boleterías de la sala (Avenida Vélez Sársfield 365), con los siguientes valores: Platea, fila 1 a 9: 300 pesos; fila 10 a 18: 250; cazuela: 200; tertulia: 170; paraíso: 130; palco: 1200 pesos.

Invitados. Para este miércoles se anuncian las participaciones de Los Manseros, Sergio Galleguillo, Horacio Banegas, Los Nocheros, Los Alonsitos, Raly Barrionuevo, la Pepa Brizuela, Los Toro, Daniel Toro, Carlitos “La Mona” Jiménez, Nacho y Daniel y Los Coplanacu. Ausentes con aviso están el Chaqueño Palavecino, Guillermo Novelis y Los 4 de Córdoba.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo