?>
Show

El MuMu, en el centro de las polémicas

Siguen las protestas por eventuales cambios en la programación del Museo de las Mujeres, ubicado en la Peatonal.

Parece que eso de “cambiemos” no cayó de la mejor manera en Cultura de la Provincia, más exactamente en torno al Museo de las Mujeres, MuMu, que tomaría otro perfil, desde los primeros días en que regrese a la actividad. Como se recordará, el edificio de Rivera Indarte 55 permanece cerrado por refacciones y la perspectiva de su cambio de rumbo se convirtió en el culebrón del verano, en las redes sociales de Internet y alrededores.

Primero, se levantaron voces que alertaban de su “cierre”, cosa que no ocurrirá y que fue desmentida por Cultura, mediante un comunicado que, entre cosas, anunciaba que el MuMu: “no brindará atención al público hasta aproximadamente la primera quincena del mes de abril, en que comenzará su programación con normalidad”, sostuvieron.

No cierra, pero… Disipadas las nubes del cierre, la discusión giró hacia otro lugar, donde se mantiene por estos días y sin muchos avances. A partir de la reubicación de algunos de los programadores de la anterior gestión, artistas, docentes e investigadores se manifestaron en las calles y en otras ágoras, como la web, para sostener la línea de lo que se venía haciendo hasta el 10 de diciembre de 2015. En tal sentido, se motorizaron acciones como una junta de firmas, en Change.org, donde se dirigen al gobernador Schiaretti, con una carta.

Al cierre de esta edición, la iniciativa ya contaba con el apoyo unas mil personas, que firmaron la petición. Entre otras apreciaciones, el texto sostiene: “artistas, intelectuales, escritores y trabajadores de la cultura, pero ante todo como ciudadanos, vemos con profunda preocupación el apartamiento del equipo de gestión que consolidara el proyecto de artes visuales contemporáneas locales MuMu (Espacio Cultural Museo de las Mujeres), y lo sostuviera desde el año 2012 hasta febrero de 2016”, comentan en relación a esta nueva época.

El MuMu, en medio de la polémica.

Y el reclamo concreto dice: “creemos que la cancelación de una labor enmarcada en políticas culturales públicas de tal calidad implica un grave retroceso en ese camino. Por medio de la presente, solicitamos que el equipo de trabajo del MuMu continúe desarrollando su labor de gestión en el campo del arte contemporáneo, dando continuidad al proyecto comenzado en 2012”.

Silencio. Por el momento, más allá del comunicado, no hay otra respuesta de algún encargado en el área de Cultura. Por los pasillos y en los ambientes vinculados a la actividad cultural se sabe que esto de no responder no es nuevo y que se mantuvo en las sucesivas gestiones culturales que han pasado por la Provincia.

Igual, hay quienes dicen por lo bajo, y sin querer ser identificados, que sería bueno y necesario que algún funcionario salga a responder. “Tal vez no quieran hablar, para no darle identidad al reclamo”, dice alguien y desliza que el asunto también se puede entender como una “interna”. 

La discusión sigue abierta, el calendario avanza. ¿Cómo serán los nuevos tiempos por ahí? Hay quienes anticipan que se pondrá todo el énfasis en resaltar a las mujeres de la cultura de Córdoba sin pensar en un período determinado, con lo que las “reflexiones” en torno al arte contemporáneo ya no serán el eje de la programación.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo