?>
Show

El Flaco Pailos vuelve a Carlos Paz y revela sus trucos

"Jarry Torpe" vuelve a escena durante Semana Santa. El Flaco Pailos y los secretos de un tipo que saltó de los pubs a los grandes teatros.

Jarry Torpe se la vuelve a jugar. Ahora, en Semana Santa. Total, sabe que el mago Willy lo salvará de sus desilusiones. Finde largo, turismo y Carlos Paz. Todo eso se concatena al éxito que fue su obra durante el reciente verano. Es por eso que el Flaco Pailos vuelve a salir a escena a hacer su magia. Esa que hace reír. Y mucho. Será esta noche. También mañana y pasado, en ambos casos con doble función, en el Teatro Libertad de la Villa Serrana.

El humorista cordobés está contento. Se lo nota así, en la charla que tuvo con Día a Día, mientras ultimaba detalles para sus presentaciones de este fin de semana. “Estamos con mucha expectativa porque parece que va a ser una Semana Santa muy buena para Córdoba, en materia de turismo, y eso nos beneficia. El público que quiera ir al teatro en Carlos Paz tendrá sus opciones, aunque no somos tantas como en el verano. Calculo que vamos a trabajar bien todas las obras.

 

–¿Te acostumbraste a que te fuera bien?

–Y sí. Pasa que cuando uno hace las cosas bien, le termina yendo bien. Por suerte, nos está yendo bien en todos lados. El año pasado hicimos la gira de los 20 años de mi carrera humorística y que se vio reflejado con muchas funciones en los fines de semana largo en el Luxor, agregando varias presentaciones. Eso se reflejó también en el verano. Ahora estamos preparando la gira, que comenzaremos en mayo. Iremos a cuyo y al norte; estoy muy contento porque vamos bien.

–Te comparo un poco con tu querido Belgrano que, si bien ahora la campaña no está siendo buena, ya se acostumbró a jugar en Primera y a jugar de igual a igual con Boca y River. A vos te pasa lo mismo con muchas obras que vienen desde Buenos Aires. ¿Cómo te sentís con eso?

–Bien; es como que ya me acostumbré. Ya vengo con 10 u 11 temporadas de verano seguidas, con la sola excepción de 2015, que me tomé un verano sabático. Hay de todo en Carlos Paz. Me acuerdo que venían elencos con participantes del Gran Hermano, haciendo un rating de la puta madre, y resulta que duraban 15 días con su obra. También estuve cuando se juntaron Cacho y el Negro, o Artaza y Cerutti, o cuando comenzó Stravaganza. Y estuvimos aguantando. Pero la clave está, dentro de las posibilidades de cada uno, en ofrecer el espectáculo más digno posible y tratar de no cagarse con las inversiones porque uno sabe que va a recuperar. Cuando hicimos Pailos TV, que fue el anterior a este en Carlos Paz, en 2014, alquilamos una pantalla gigante de led que nos salió un huevo. Nos la jugamos y la pudimos pagar y hasta ganar plata. Je. No hay que dormirse en los laureles y mirar lo que hacen los otros. La idea es tratar de igualar la propuesta en cuanto a calidad de sonido, de luces, de escenografía, de vestuario. Siempre aposté a eso e hicimos lindos espectáculos con mucho vestuario, como fueron Los Piratas; con Oh juremos”, para la época del Bicentenario; o los romanos, con Esparflaco. La gente nos respeta porque ofrecemos productos buenos. Somos más chicos porque no tenemos tantas figuras como Marcianos en la casa, por ejemplo, que tiene a ocho personas que están constantemente en la televisión. Acá estoy acompañado por el mago Willy, una muy buena pareja de baile y muy buenos músicos. Siempre apuesto a lo bueno y a tratar de superarnos. 

ENTRADAS

El Flaco Pailos disfruta de su presente, pero no se quiere dormir en los laureles.

–¿Y qué queda de ese flaco que tocaba la guitarra y por ahí contaba chistes en los pubs de Córdoba?

–Todo. Creo que por eso me sigue la gente, porque sigo siendo el mismo de siempre. Por supuesto, trato de perfeccionarme. Antes decía 10 culiado por segundo; ahora digo dos o tres en toda la obra. Maduré un poco. Aparte, sigo andando por la calle y yendo a los mismos lugares de siempre. Trato de ser humilde y no me olvido que esto es una profesión; hay que renovarse y respetar al público. Interiormente, ese Flaco de los pubs está. Y en los espectáculos aparece ese Flaco Pailos. Me falta el fernet nomás, que ya me voy a animar a ponerlo sobre el escenario. En cualquier momento, vuelvo con el vasito al lado.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo