Viernes 29 de noviembre, 23:16
Nublado 17º / 92% +
/ Registrate

Disi y los bañeros se dan un baño de juventud

Emilio Disi habla del regreso de “Los bañeros más locos del mundo” en su versión remasterizada y en 3D. “Es una película que quedó en la memoria de la gente”, asegura.

La escena en la que Disi grita la frase: “¡Lechonas inconscientes!”.

La escena en la que Disi grita la frase: “¡Lechonas inconscientes!”.

  • de

El trailer del reestreno que se viene.

  • de
  • Disi y los bañeros se dan un baño de juventud

    30/11/2013 00:00

    Por Diego Tabachnik

    “Es para el asombro lo que han logrado. Se ve mejor que el original, y no es sanata de promoción. La verdad, te caés de culo… y ahí tenés el título de la nota”, sentencia Emilio Disi, que aún con el paso de los años sigue disfrutando eso de ser el pícaro del grupo. Es que a 27 años del estreno de Los bañeros más locos del mundo, este clásico de la cinematografía nacional (y popular) vuelve con chapa y pintura a cero: remasterizada digitalmente y hasta en versión 3D.

    Si bien el estreno será recién el 9 de enero, como Disi estará por entonces en plena temporada de Carlos Paz con Mansión imposible, el viernes pasó por Córdoba para hablar de la película que a él y sus compañeros lo catapultó al éxito. “Cada uno tenía su estilo: Berugo (Carámbula) era el del humor light; Paquito (Alberto Fernández de Rosa), el intelectual; Gino Renni, el bruto; yo el atorrante y pícaro. Esas cuatro caras nuevas le dieron una frescura a la escena, porque pensá que en esa época estaba Porcel, Olmedo, Altavista, Calabró… tipos muy conocidos, y aparecieron cuatro caras nuevas y la gente notó que era algo distinto”.

    Los rodajes, recuerda, eran una locura de diversión. “Lo que nos reíamos cuando íbamos a Mar del Plata… pero nos cagábamos de frío porque era octubre. Por eso siempre dejábamos las metidas al mar para el último día de rodaje. Y si mirás la película te das cuenta, la escena en la que corremos hacia el mar que no hay nadie, uno me dijo que me tirara directamente en la primera olita. Lo hice, y me agarró un espasmo que los otros tres corrieron a donde estaba yo porque no me podía parar... me iba a ahogar en una cosita así de agua”, se ríe.

    La risa fiel. Han pasado 27 años del estreno de la película, pero tanto Disi cómo los productores están seguros de que su humor seguirá funcionando hoy. Por el lado de los más adultos, hay un componente hasta melancólico de querer volver a reírse de lo que alguna vez les dio gracia, pero su certeza es que también hará reír a los más chicos. Sergio Rentero (de Gotika Play, la productora encargada de la remasterización) ensaya el por qué: “La película funciona primero porque es excelente y está totalmente pensada, desde los productores a los autores y actores. El humor blanco, humor inteligente, es un ajedrez y eso la mantiene actual. Por ahí la sensación de vieja se da por los bikinis y la estética, pero es totalmente vigente, con un humor familiar. Hay una prueba de fuego, que es ver el tráiler. Yo ya ni sé cuántas veces lo vi, y me sigo riendo en los mismos lugares”.

    Además, señala el componente generacional. “Para los más chicos va a ser algo nuevo, y para los que tenemos de 33 para adelante, nos hace acordar a un momento en el que estaba todo bien. Yo tengo 38, y mis cómicos para mí fueron ellos”.

    “Si vos supieras la gente que me para por la calle y me muestran el ringtong de su celular y tienen la música de Los bañeros... y algunos tienen la frase ‘lechonas inconscientes’ –argumenta Emilio–. Es que antes se laburaba más. Ahora, en las películas en general los actores llegan a la filmación y ahí mismo se aprenden la letra. Nosotros, un mes antes estábamos laburando en el libro, agregando chistes. Yo me pasaba un mes encerrado en Argentina Sonofilms haciendo eso y después iba citando uno por uno los actores diciéndole lo que había pensado para él”.

    Cómo se hace el proceso. Sergio detalla el proceso de remasterización y 3D, tratando de explicarlo del modo más sencillo: “Imaginate un negativo de fotos, que en esta película tenés 136 mil negativos de esos. Se digitalizan como si se escanearan uno por uno, y así se limpian, cuadro por cuadro, como si fuera un photoshop en movimiento. Y después se hace el color plano por plano de la película de nuevo. Eso lleva más o menos un año”.

    “Y vos querés que te lo explique en dos minutos… sos un hdp”, interrumpe Disi. Pero ahí no termina todo porque falta el 3D. Entonces se recortan las figuras y los actores, y se genera el efecto 3D entre lo que está antes y lo que está detrás. “Lo bueno es que el 3D lo hicieron con sentido del humor”, agrega Emilio. “Les empezó a divertir inventar cosas y surgieron gags visuales que no estaban en la película”.

    Gran negocio. El lanzamiento de la película incluye un plan de marketing integral como hacen las grandes franquicias en el mundo. “Empezamos hace 6 meses antes. La idea no solo es reestrenar la película sino relanzar la marca para todo: las películas que le siguen (hubo Bañeros 2 y 3), películas nuevas, merchandising, bien a la forma americana de hacer esto. La idea es que la marca satisfaga a todos los públicos: que a la película la tengas en el cine, a las cuatro semanas la puedas ver en una aplicación comprada en Internet, pre comprar el DVD… como el Star Wars de Los bañeros. Que la gente tenga la mejor versión de estas cosas”, dice Sergio.

    A tono con los tiempos que corren, va a haber una aplicación de celulares de Los bañeros con frases emblemáticas de la película y otros sonidos. “Hay 255 frases de todos los personajes. Es que Los bañeros es un ícono pop, y por eso ahora va a haber remeras y merchandising, porque justamente es un ícono”.

    –Mar del Plata les dio algún reconocimiento, porque hicieron mucho por la ciudad, ¿no?

    –Disi: No, nunca nada. No reconocieron nada. Y fijate que Daniel Scioli el año pasado basó toda la campaña publicitaria de visite Mar del Plata y vamos a la playa con la imagen mía de Bañeros. Es como yo digo de Carlos Paz: deberían tomar un barrio y ponerle nombres a las calles: Darío Vittori, Susana Giménez, Cacho Buenaventura, Negro Álvarez… toda la gente que hizo grande a Carlos Paz. Yo en la avenida… claro (risas).

    La crítica, batalla perdida

    Lo que ambos tienen en claro (y superado) es que la crítica cinematográfica no los va a apoyar. “En el ‘86, cuando hacíamos la película, nosotros sabíamos cómo iban a ser las críticas, y nos cagábamos de risa anotando frases que iban a decir. ¡Y no nos equivocábamos! Nunca se dieron cuenta que gracias a la plata que recaudaban estas películas, el Instituto de Cine financiaba siete y ocho películas de las llamadas intelectuales que iban a ver 8 mil personas, ¡pero que también eran necesarias hacerlas! Es los críticos no lo vieron, porque como dijo Ernesto Bianco, están en la vereda del frente del humor popular”.

    ¿Qué te produce este tema?

    Comentarios

  • © 2009 - 2013 Todos los derechos reservados.
    Cache generated by MODULE Static Page Cache at 29/11/2013 | 23:16:41 url:http://publicador.diaadia.com.ar/node/230878?recache=1