?>
Show

Depredador, felizmente cazado

Se están por cumplir 30 años del estreno de la película “Depredador”. Y Julio Nieva, un fanático cordobés, lo homenajea desde la Docta.

La selva se lo llevó. Y la criatura lo atrapó para siempre. Cuando Julio Nieva vio por primera vez Depredador en el cine, en 1987, quedó fascinado por ese alien que venía a La Tierra en una especie de safari para cazar humanos. Y se volvió fanático.

Por eso, como coleccionista empedernido, por ejemplo de trajes y figuras de Star Wars, le dedica especial atención a Depredador, como cuando Arnold Schwarzenegger se las ingenió para vencerlo en la jungla de Centroamérica.

Y se dio un gran gusto. Adquirir un traje fabricado en Buenos Aires y que lo convierte en el único Depredador en Córdoba.

TREMENDO. “Es de muy buena calidad, muy real. Cuando lo fui a comprar los fabricantes ya tenían dos pedidos más para otros lugares del país. Cuenta con todos los detalles y cuando me lo puse por primera vez me impactó tanto como cuando vi la película”, aseguró el coleccionista. 

Ya se enfundó en el traje para aparecer en público en un par de ocasiones, por ejemplo para un video ideado por los Pugliese, para un informe del programa ADN.

“Fue un éxito. Casi de inmediato tuvo más de 220 mil reproducciones. Se lo voy a enviar a Arnold”, sonrió Nieva.

“Quiero llevarlo a eventos solidarios, a convenciones. Un sueño sería ir a San Diego (Estados Unidos), donde se reúnen fanáticos de Depredador todos los años. Y con este traje estoy a la altura”, confió.

De todo. Su colección sobre el implacable cazador incluye figuras de distintas escalas: “Tengo una de siete pulgadas, también de 12, y 18 pulgadas, de las películas en su primera y segunda parte. Mi preferida es una de 50 centímetros”.

En tono de advertencia, completó: “Y a los cordobeses les digo que estén alertas, porque Depredador se les puede aparecer en cualquier momento”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo