?>
Show

Damián Torres Quinteto y el desafío de tocar a Piazzolla

La agrupación cordobesa interpretará el disco completo de Astor Piazzolla, "Adiós Nonino". Disfrute y reto. Este viernes, en Cocina de Culturas.

Adiós Nonino es un hola eterno. Una bienvenida, en todo sentido. Astor Piazzolla suena siempre actual. Su música trasciende tiempos y fronteras, sumando adeptos, generación tras generación. Ese reconocido disco, publicado en 1969 por este autor marplatense, es una pieza clave en la historia musical. Y Damián Torres Quinteto toma el desafío de reponerlo en vivo, este viernes 11 de noviembre, desde las 22, en Cocina de Culturas.

En su visita a Día a Día, el bandoneonista Damián Torres contó por qué tomaron semejante desafío: “Surge por una cuestión de gusto personal. A los cinco nos gusta la música de este monstruo, que fue Astor Piazzolla. A nivel disfrute, está buenísimo; y a nivel desafío técnico del músico está buenísimo encarar lo que él hacía. Por otro lado, tuvimos un año muy movido en 2015, con el primer disco del quinteto, que es Abriendo cancha. Entonces, este año decidimos poner paños fríos sobre ese proyecto y dedicarnos a hacer algo más conceptual. Adiós Nonino es un disco emblemático desde donde se lo escuche. A eso le agregamos, para seguir de manteniendo un concepto y a manera de prólogo, la Serie del Ángel”. 

Damián Torres Quinteto, en Día a Día

–¿Es más difícil la parte técnica o que te escuche la gente, en el sentido de dónde te pone la vara el público?

–Al tipo que es cerrado con respecto a que 'esto es tango y esto no' le impide disfrutar de la belleza que dejaron los tangueros tradicionales como lo que llevó adelante Piazzolla. Si Piazzolla no hubiese estado tan ligado al tango tradicional en sus primeros años, su música no tendría el perfume que tiene a tango. Simplemente hay que dejar de lado los prejuicios y dejar de rotular. Es escuchar música. Y dentro de la música de Piazzolla el tango está más que presente. Si bien el tipo se fue por otros caminos, nunca dejó su punto de partida. Hay una cuestión de tener apertura de oreja como para poder disfrutarla. Y la vara se pone en cuanto al gusto que uno tenga educado, con respecto a la música. Hay gente a la que este tipo de música la aburre, pero eso no es culpa de la gente, sino de la poca difusión que a veces tiene la música. Hay personas que escuchan Mozart y los aburre; y a mí me parece una cosa de locos que Mozart o Piazzola te aburran. 

–¿Qué sentís al tocar a Piazzola?

–Como bandeononista es como estar tratando de llegar a ese nivel que tenía el tipo, que creó una especie de técnica nueva para tocar este instrumento. Tenía una ametralladora en la mano por la manera incisiva que tenía de tocar el bandoneón. Aparte, esa manera tan heavy; por ahí te sacaba una cosa tan expresiva y súper romántica. Él decía que los colores que había en su música y en su manera de tocar no eran pasteles, sino que eran extremos. O estaba al palo todo el tiempo, o la cosa era súper tranquila. 

DAMIÁN TORRES

“Piazzolla creó una especie de técnica nueva para tocar este instrumento. Tenía una ametralladora en la mano por la manera incisiva que tenía de tocar el bandoneón”. 

–Para el género, ¿qué significa el quinteto?

–Es una de las formaciones tradicionales del tango. De alguna manera, resume los colores de los solistas de las orquestas típicas y, a diferencia de una orquesta, el quinteto te permite trabajar con un poco más de soltura, más libertad, con cierto disfrute en algunos aspectos que la orquesta no te da. Y, básicamente, es algo que está muy bueno como para llevar adelante la música más de cámara, dentro del tango. 

–¿Por qué a los jóvenes les llega tan rápido Piazzola?

–Fue mi caso. Piazzolla fue mi puerta de entrada al tango. Pero lo que tiene su música es una vitalidad y una energía que son inauditas. Vos lo escuchás, vengas del palo que vengas, y es una música que se toca en todo el mundo con un fervor y de una manera tan seria porque, aparte de la dificultad técnica y de lo grandes que han sido sus composiciones, su música te llega por otro lado, por una cuestión de piel. Cuando te llega así, es como que no importa la edad ni nada. Muchas veces, la juventud está relacionada con la cuestión del ritmo, de eso que camina. Y en Piazzola está siempre presente eso.

–¿Cómo está el tango en Córdoba?

Lugares no hay más. Hay gente que está haciendo cosas; algunas están buenas, otras están arrancando y otras son bastante pobres. Pasa no sólo acá; se lo ridiculiza mucho al género y pasa a ser como una caricatura de lo que fue y no lo que es o lo que podría ser. Pero la inquietud siempre está y hay músicos con interés de seguir haciendo tango. No veo que haya una gran movida tanguera en Córdoba, pero siempre hay tiempo para que eso suceda.

PARA IR

Damián Torres Quinteto está integrado por Damián Torres (bandoneón), Leandro Liuzzi (violín), Jorge Martinez (piano), Christian Esquivel (contrabajo) y Dante Ascaíno (guitarra). Tocarán Adiós nonino, este viernes 11, en Cocina de Culturas, desde las 22. Las entradas, a 150 pesos.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo