?>
Show

Córdoba está sonando

La industria del sonido para videojuegos cordobés ya es premiada en el mundo y hablamos con uno de sus artífices.

La industria del videojuego cordobés ya puede ser comparada con la inercia de un cuerpo al que se le aplicó una fuerza en el vacío: no tiene freno. Desde Día a Día hemos difundido decenas de éxitos en la industria con tintes de fernet y nuevamente, al mejor estilo Jorge Rial en su famoso programa de chimentos, llegan nuevas novedades.

Blink and Die, desarrollado por la empresa cordobesa Sureksu y musicalizado por el estudio cordobés Ostrich, de la mano de Ariel Contreras, se llevaron “Best Game Audio” y “Best Kids and Family Game” en el reconocido evento internacional con sede en Alemania Casual Connect. Era algo impensado por el músico cordobés que, en diálogo con este medio, reconoció: “Aún no caemos de todo lo que nos está pasando”.

Así es. El primer compositor en ganar un premio internacional por mejor audio en la industria de videojuegos es cordobés.

La cosa no termina ahí. El shoot’em up cordobés Blue Rider, desarrollado por la empresa Ravegan (para la cual también se realizó sonido desde la productora cordobesa Ostrich), acaba de salir para PlayStation Asia. Se trata de una edición física exclusiva de colección que incluye DVD del juego, CD del soundtrack, número de serie y caja de colección.

Como si fuera poco, este show transformó a Blue Rider en el primer juego cordobés editado físicamente en PlayStation Asia, lo que también convirtió al joven músico en el primer compositor de videojuegos cordobés en editar en físico el soundtrack de un videojuego para ese continente.

Cómo se hace. La pregunta obligada para Ariel, y que todos los interesados necesitan saber. Soñado por muchos, que te paguen para jugar videojuegos o trabajar en pos de, siempre es una meta que cada vez es menos cuestionada por el entorno.

“Para empezar a hacer música de videojuegos las dos cosas más importante para mí son: amar los videojuegos y amar la música. Luego de eso, es buscar en dónde se encuentra la comunidad de desarrolladores más cercana. Y, si no hay nada cerca de tuyo físicamente, Internet es un lugar en el que la comunidad tiene siempre las puertas abiertas y cada vez crece más”, explicó.

Además, agregó: “Las jams (eventos para desarrollar un videojuego en un determinado tiempo, generalmente en 48 horas) son un punto clave para comenzar a relacionarse con gente que puede estar en la misma situación que uno y en un área diferente”.

Por último, enfatizó: “Siempre hay que acercarse a donde las cosas están pasando, luego es tener buena actitud con las otras personas, ser colaborativo, estar abierto a la experiencia y el conocimiento, luego la corriente se va a ir armando en tanto se trabaje con pasión y constancia. Es un mundo hermoso donde siempre hay cosas por descubrir y gente dispuesta a tenderte una mano, o un joystick”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo