?>
Show

Con cello propio

El trío Gazzo-Menta-Vicente, con sus cellos, brindará un tributo al tango. Mañana, en Ciencias Exactas de la UNC.

Eugenia Menta comenzó con unos talleres, a los que arribaron Ailín Gazzo y Marcela Vicente. El cello las juntó y la música popular las terminó de unir. Así nació este trío, que lleva adelante un proyecto muy interesante. Y para esta noche proponen un show a puro tango, con el particular sonido de sus instrumentos. Será en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNC, con una entrada a 200 pesos.

El show es en el marco del ciclo Música de Cámara de la Fundación Pro Arte Córdoba. Las cellistas serán acompañadas por Gustavo Visentín, María Eugenia Acotto, Christian Esquivel, Jorge Martínez y Valeria Martín.

“Siempre tuvimos mucha vinculación con la música popular, a pesar que tocamos tres instrumentos académicos. Les propuse hacer el trío y se sumaron casi sin pensarlo”, le contó Eugenia a Día a Día.

Consultada sobre cómo es el tránsito de la música popular tocada con instrumentos clásicos, respondió: “Más que tránsito es una búsqueda compleja desde el estudio. En este caso, es un tributo al tango pero no llevando estilos puntuales de orquesta, ya que es muy difícil porque tienen una formación que no se adapta a un trío de cellos. Pero tratamos de estudiar las características más notables de cada orquesta y traducirlas a nuestra formación. Es muy difícil porque hay muchas cuestiones de arco o de arrastre de la mano izquierda que te obligan a desaprender lo que uno aprendió a nivel académico. Requiere mucho estudio”.

Sobre la repercusión en el público, Ailín analizó: “Nos sorprende lo bien que queda en el cello cada música que encaramos. Ya tenemos todo un repertorio de folclore y de canciones y el instrumento se adapta perfectamente”.

Al respecto, Eugenia agregó: “Es llevar al máximo las posibilidades de este instrumento desde este lugar. Y está bueno”. 

Gazzo Menta Vicente, en Día a Día

Su propio reto

Es todo un desafío. Sin embargo, las chicas lo asumen. Ailín lo explica: “Tratamos de sacarle todos los colores posibles al instrumento. Además de tocar el cello, también cantamos y eso le da mucho aire al proyecto. Es una tímbrica bastante densa que está bueno que descanse, por momentos. Entonces, el cello se transforma más en instrumento de acompañante y las voces pasan a otro plano. No tenemos un techo a la vista y queremos sacarle el mayor jugo posible”. 

Falta la palabra de Marcela. Y aporta su mirada: “El público se sorprende mucho de escuchar a tres instrumentos, que son iguales, pero que suenan tan variado. Hay una recepción muy curiosa y, a la vez, muy atenta que nos alimenta esto de seguir buscando más diversidades”. 

El trío Gazzo-Menta-Vicente acaba de ganar una beca del Fondo Nacional de las Artes, lo que les permitirá hacer un proyecto de música original, compuesta y arreglada para su particular formación y propuesta. “Más allá de que es una ayuda económica importantísima, lo sentimos como un reconocimiento, como un ‘chicas, van bien’. Es un respiro cuando uno duda si no está encarando un proyecto demasiado ambicioso. Pero vamos bien”, cerró Marcela.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo