?>

Comenzó ShowMatch: la tele está en marcha

Anoche comenzó ShowMatch, con un impresionante despliegue de producción. Toda la TV ya gira alrededor de Marcelo Tinelli.

Ampuloso, impresionante, tremendo. Los adjetivos se cruzan y se amontonan detrás de cada presentación inicial de ShowMatch. Y anoche no fue la excepción. Con un despliegue descomunal, que incluyó más de 1.400 bailarines que se desparramaron en cuatro escenarios diferentes, el ciclo que conduce Marcelo Tinelli inició su 27° temporada al aire.

Pero, además de eso, significa una gran noticia para toda la televisión argentina, que tendrá gran parte de sus contenidos alrededor de lo que pase en el universo que comanda el Cabezón. Que cada vez es más grande. Su universo. Su cabeza también.

La cosa comenzó con Frank Underwood, doblado con chistes previsibles, pero comentando la realidad del programa. Y también del país. Hasta que apareció Candelaria Tinelli, que se estrenó como cantante. A ella se pegaron los cantantes de Marama y Rombai (que participarán del Bailando), con una particular versión de uno de sus éxitos. 

De lo mejor de la noche fue la participación de Laura Esquivel, realizando homenajes a Prince, David Bowie y Freddie Mercury, rodeada de un impresionante efecto 3D.

Y siguieron los musicales, los más exitosos de la actualidad de la cartelera porteña: Peter Pan, Drácula, Tango Corrupto y Franciscus. Pero otro punto bien fuerte fue la participación del Cirque du Soleil.

Pegadito, Pampita fue pueblo y se metió en la Villa 31 para un segmento de ritmos urbanos.

Claro que si faltaba espectacularidad, fue sólo cuestión de mudarse metafóricamente al Obelisco, en donde Mora Godoy hizo de las suyas a más de 60 metros de altura, en un símil drone gigante.

Para cerrar, cientos de bailarines realizaron una lucida coreografía a puras luces y ritmo en el estudio Romina Yan, en la calle de Ideas del Sur y en el propio Obelisco. 

Como siempre ocurre, no hubo una linea conductual en la apertura. Fue la suma de diversas partes para hacer un todo de espectacularidad.

Después, presentación formal del programa, saludos de rigor, un palo para Sebastián Ortega (dijo que no sabía que Siciliani estaba haciendo Educando a Nina) y después el sketch propio de Tinelli, plagado de figuras. Hasta Chano Charpentier manejando e Iván de Pineda haciendo un papel no muy logrado de portero. También estuvo Wanchope Ábila. Y Marce se dio el gusto de mostrar su imponente Porsche. El cierre, a puro baile con Lali Espósito. Como siempre, Marcelo se dio todos los gustos. Empezó ShowMatch. Tinelli ya le da de comer a toda la TV.

36.2 El rating de Marce

Durante la presentación de ShowMatch 2016, el programa tuvo picos de 36.2 puntos de rating. Exitazo.

.......................................................................................................................................................

Aplausos para todos por el esfuerzo

Lizardo Ponce
Redacción / 
lponce@diaadia.com.ar

El primer programa de ShowMatch es el día en el que demuestran al 100% que cuentan con una de las mejores producciones de la televisión argentina.

Después de varias semanas de preparación, el equipo de Marcelo Tinelli llegó al día en el que nada puede fallar. 

Contando con los artistas necesarios y un despliegue de nivel internacional, ShowMatch puso primera con una apertura que tuvo cuadros muy dificultosos, homenajes y la destacada participación del Cirque du Soleil.

Pero más allá de lo que se pudo ver en pantalla, en el piso del estudio Romina Yan se vivió un clima muy emotivo al ver no sólo cada momento artístico, sino el gran trabajo de productores, iluminadores, sonidistas, vestuaristas y maquilladores. Todos con la misma pasión y responsabilidad, se destacaron en lo que mejor saben hacer y el aplauso final fue el que les garantizó que tanto esfuerzo valió la pena.

 

Pero esto no queda acá, tal como dicen varios del equipo. El final de la apertura de cada año anuncia el principio de la siguiente, en la que queda todo un año para pensar como superarse y sorprender a los televidentes.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo