?>

Chaqueño Palavecino: Falta criollada

El Chaqueño Palavecino llega a Córdoba con su homenaje a Atahualpa Yupanqui. Habla de su disco y de cómo ve el presente del folclore.

El mensaje de Atahualpa Yupanqui, el ritmo del Chaqueño Palavecino y el alma del pueblo criollo. La combinación suena perfecta y aquellos que la quieran disfrutar podrán hacerlo este viernes, cuando el popular cantante salteño se presente en el Quality Espacio con su homenaje a uno de los grandes referentes del folclore nacional.

El homenaje llegará en formato de disco este 22 de agosto y el trabajo se llama De criollo a criollo. Y el juego del nombre crea puentes entre el Chaqueño y Don Ata, entre El Chaqueño y el público y, obvio, entre Don Ata y la gente.

“Cuando uno ya cumplió todos sus sueños, se puede dar estos gustos, pero sin descuidar lo mío. Ya estoy armando un nuevo disco, a mi estilo”, le contó El Chaqueño a Día a Día. Pero amplió: “Estoy en un momento en el que puedo hacer este homenaje a quien siento hacerlo, como ya lo hice con Guarany. Don Ata significa no solo para mí, sino para el folclore y para la cultura nacional, uno de los que hizo notar en el mundo la música argentina”.

–¿Los jóvenes tienen presente a Don Ata, a su mensaje?

–La música argentina sigue vigente. Y Don Ata también, al igual que Castilla, el Cuchi Leguizamón, Jaime, Falú. Es muy fuerte lo que hicieron dentro de la música y poesía. Hay muchos autores. Me llevó dos años hacer este proyecto porque lo fui haciendo tranquilo, sin presiones. Incluso, en un momento me apuré para que saliera antes, pero la verdad es que no me gustaba cómo quedaba. Este CD es un extra en mi carrera porque no es mi estilo de canción, pero me detuve en hacer este trabajo porque lo sentía y quería que saliera bien. Estoy muy contento por cómo quedó.

–Don Ata le cantaba al hombre de campo, a una realidad de aquellos años. ¿Sigue todo igual?

–Dicen que la historia se repite. Ojalá se repitan autores como él porque los pobres siguen estando. El mundo cambió y hay algo mejor en las comunicaciones. El criollo antes salía a hacer las compras y no sabía ni leer ni escribir. Se aprende mucho del gaucho, de la gente del campo por la educación, el trato con las personas. Al verdadero criollo no le hacía falta universidad para saber lo que sabía. Lo que se han perdido son los valores. 

–¿Qué prefiere: festival o teatro?

–Yo soy más de los festivales, pero los años también te van haciendo disfrutar cuando estás solo en un teatro. Ya sea una peña, la casa de un amigo, un festival, teatro o estadio lo disfrutamos, mientras la gente esté contenta con lo de uno. Nosotros somos más de los festivales y amanecidas, pero hay mucha gente grande que nos sigue y necesita estar sentada y verlo a uno más temprano. Y capaz que por eso uno los pierde. Entonces el teatro nos da la posibilidad de encontrarnos con estas personas. 

–Los jóvenes dentro del folclore están como más tirados a lo melódico, a lo romántico. ¿No siente que faltan músicos más cercanos a su palo?

–Todo va evolucionando, pero las innovaciones tienen que ser para bien. Un gran innovador fue Daniel Toro, pero siempre dentro del palo. O Los Nocheros, que están bien metidos en el género canción. Lo importante es que se respete el orden, la métrica, la cadencia. Pero hace falta más criollada. Vas a los festivales y la gente de campo quiere escuchar una zamba que suena más a zamba o una chacarera que suene más a chacarera. 

–Pasó con éxito por el programa de Tinelli. ¿Qué le dejó?

–Se tendría que escuchar más música nacional, y no me refiero solamente al folclore. Como en otros países; primero está su música. Pasa que invade mucho lo de afuera y chupamos mucho eso. Pero el tango, el folclore y lo melódico nuestro siempre van a ser únicos y hay que darles más espacio en los medios. Le agradecía a Tinelli por la posibilidad y la verdad es que no le va mal en el rating con el folclore. Eso significa que está viva la llamita. También cuando ves la cantidad de chicos de tres o cuatro años que cantan y bailan. Y eso está en todo el país. Lo defendemos a los ponchazos, pero nos ayudaría que nos ayuden a difundir todo esto. Hay que trabajar con seriedad para poder encantar a la gente. El que anda y recorre recibe el apoyo de la gente porque este es un país folclórico.

Para ver al Chaqueño

Pare ver al chaqueño este viernes en quality, las entradas tienen un costo que oscila entre los 275 y los 660 pesos. En boleterías y por Ticketek.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo