Policiales

William murió por un golpe y un corte

Así lo determinó la autopsia al cadáver del bebé asesinado en Pueyrredón. Su madre, presa.

William Alexander, el bebé de 3 meses que fue encontrado muerto el sábado pasado dentro de un contenedor en barrio Pueyrredón, fue asesinado de un golpe en la cabeza y un corte en el abdomen, según los resultados de la autopsia difundidos ayer.
Fuentes judiciales confirmaron que “un golpe contundente en la cabeza y una herida cortante en el abdomen” fue la causa del deceso. El fiscal Carlos Matheu imputó a la madre del bebé, Etelvina Pedroza (31), por el delito de “homicidio calificado por el vínculo”, aunque la mujer será sometida a pericias psiquiátricas para determinar si está en condiciones mentales de afrontar un juicio.
Posteriormente, Matheu se apartó de la causa y la derivó a la Fiscalía de Mercedes Balestrini, a cargo de las investigaciones por violencia familiar.
Personal de Homicidios de la Policía había hallado el sábado el cadáver del bebé envuelto en una bolsa, dentro de un contenedor, a cuatro cuadras de la casa de la madre.
William era buscado desde la medianoche del jueves, cuando su madre denunció que tres policías, presuntamente tras obligarla a consumir psicofármacos, habían secuestrado al bebé.
La Justicia no le creyó y la imputó como responsable del crimen.
Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 03/05/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo