?>
Policiales

Una mujer que quedó ciega por golpes de su marido iniciará juicio al Estado bonaerense

Buenos Aires. Realizó 13 denuncias penales y cinco civiles por agresiones físicas y amenazas de muerte, dice la ONG que la acompaña.

Una mujer que quedó ciega por los golpes que le aplicó su marido -quién fue condenado por la Justicia a ocho años de prisión- decidió iniciarle un juicio al gobierno de Buenos Aires por no evitar la violencia de género de la que fue víctima.

Susana Gómez, de 30 años, será patrocinada en esta instancia por la ONG "Casa María Pueblo", que la cobijó antes y durante el proceso judicial que encaró contra su marido.

"Susana no está ciega por un accidente ni por una enfermedad, sino por los golpes que le aplicó su marido. Realizó 13 denuncias penales y cinco civiles por agresiones físicas, amenazas de muerte, todo durante nueve años, y las denuncias se archivaban, se guardaban pero insistimos mucho hasta lograr llevar a juicio al agresor y que sea condenado por violencia de género", dijo a Télam el presidente de Casa María Pueblo, Darío Witt.

"Hasta la propia magistrada, que encabezó el Tribunal que condenó a Goncharuk destacó la colaboración de Casa María Pueblo en el juicio que condenó" al marido, aseveró Witt, quien leyó algunos párrafos de la sentencia de la jueza Carmen Palacios Arias donde resaltó que el refugio hogar "brinda la contención a las víctimas frente a circunstancias graves y urgentes, contención que muchas veces desde el Estado no se provee".

"Susana Gómez es víctima y vamos a tratar de que el Estado le brinde un resarcimiento económico a ella y a sus hijos. El Estado les debe a ella y a miles que le pidieron ayuda a la Justicia, a la policía, y no obtuvieron respuesta", aseveró Witt quien destacó que la presentación la realizará en los próximos días en el fuero civil de La Plata.

Susana Gómez quedó ciega por los repetidos golpes que le aplicaba su ex pareja y padre de sus cuatro hijos Carlos Ariel Goncharuk, condenado en julio de 2014 por el Tribunal Oral Criminal Número 5 de La Plata, que lo encontró culpable del delito de "lesiones gravísimas".

La magistrada consideró en su fallo que de la carga de pruebas aportadas, no sólo los certificados médicos sino también el testimonio de testigos de la causa, las denuncias en sede policial y la afirmación de peritos y psicológos, se constató que el hombre tiene "una personalidad con rasgos de irritabilidad". 

En el debate se acreditó que el acusado atacó a su mujer, dándole la cabeza contra la pared de la cocina de su casa en la localidad de Lisandro Olmos, lo que le provocó un doble desprendimiento de retina y la dejó ciega. El hecho ocurrió en 2011 en la localidad de Lisandro Olmos, donde Goncharuk agredió a su mujer y luego comenzó a golpearle la cabeza contra la pared de la cocina, con tal violencia que le causó el desprendimiento de ambas retinas, dejándola ciega.

Los médicos certificaron que Gómez sufrió "doble desprendimiento de retina provocado por múltiple traumatismo craneal".

La mujer huyó a casa de sus padres, pero estos también fueron agredidos por Goncharuk, por lo que finalmente buscó refugio en la Casa María Pueblo, de La Plata, donde asisten a víctimas de la violencia de género.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo